Franco destaca relación con Brasil y Argentina pese a aislamiento

Foto: Archivo

El presidente Federico Franco admitió el viernes que el no reconocimiento de su gobierno por sus pares de Argentina y Brasil no ha perjudicado a Paraguay sino que al contrario, el relacionamiento con ambos vecinos se mantiene fluido y se han obtenido importantes logros.

“No nos han invitado a participar de las recepciones (diplomáticas) pero ni una empresa paraguaya ha sido castigada en el Brasil ni en la Argentina”, remarcó el jefe de Estado en conferencia de prensa.

Al realizar un balance de sus seis meses de gestión al frente del gobierno, Franco destacó que “el relacionamiento con el Brasil ha sido altamente prodigioso”.

“Prueba de ello es la confirmación del segundo puente sobre el (río) Paraná, cuya construcción (que comenzará inmediatamente) correrá por cuenta del país vecino”, explicó.

“Conseguimos que participen (en la construcción) algunas empresas paraguayas y conseguimos el desarrollo de la zona más sureña del Alto Paraná (este, limítrofe)”, donde habitan miles de colonos brasileños, reveló el mandatario.

Con respecto a la Argentina, Franco consideró como logro haber obtenido del gobierno de Cristina Kirchner que pague su deuda en la represa binacional Yacyretá.

“Mediante la insistencia está comenzando a pagar la deuda que mantiene con Yacyretá”, observó.

Franco comentó por otra parte la confianza expresada por capitalistas argentinos para invertir en Paraguay, al anunciar el inicio de un servicio de vuelos que lo interconectarán con las provincias del norte argentino.

Los gobiernos de los países miembros del Mercosur no reconocen a Franco.

Con ironía, en alusión a sus colegas, dijo que en su caso, “las cuestiones ideológicas no me nublan el pensamiento para tomar decisiones que beneficien al país”.

“Queremos dejar en claro que también el Mercosur necesita del Paraguay, por su producción de energía, su tierra renovable, productor de azucar orgánica, carne. Estamos bien.”, reconoció.

Ponderó por otra parte que la actitud de los presidentes de los países vecinos y socios del Paraguay, de no reconocer a su gobierno, “no ha hecho otra cosa más que levantar la moral de los compatriotas”.

AFP