Mario Monti no se postulará, pero guiará a varios partidos

Foto: Reuters

El dimisionario presidente del Gobierno italiano, Mario Monti, dijo hoy que guiará una coalición de partidos que apoyan su programa pero no se presentará como candidato a las elecciones de febrero de 2013.

Monti hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa celebrada hoy en Roma tras un intensa jornada política durante la que se reunió con los líderes de los movimientos y fuerzas de centro que se han mostrado dispuestos a seguir adelante con la agenda que él ha propuesto.

El primer ministro en funciones aseveró que en la reunión de hoy participaron el líder del partido Unión de Demócratas de Centro (UDC), Pierferdinando Casini, miembros de Futuro y Libertad (FLI), liderado por el presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, otros parlamentarios de centro y algunos de sus ministros.

Explicó que existe un “consenso amplio convencido y creíble que me lleva dar mi apoyo a estas fuerzas con motivo de las inminentes elecciones políticas”, previstas para el 24 y 25 de febrero de 2013.

Asimismo, Monti precisó no es un hombre “de la providencia”, que no puede solucionar cosas que otros no han podido y que nunca ha pensado en crear un partido, pero destacó que sí existirá una coalición formada por esos partidos que apoyan su agenda política con un estatuto.

Dijo que en el Senado se presentará una lista única que contará con su apoyo y a la que se ha dado el nombre provisional de “Agenda Monti para Italia”, mientras que para la Cámara de los Diputados existirá una coalición de diferentes listas.

Subrayó que vigilará que se cumplan ciertos criterios en la creación de estas listas e hizo hincapié en que aceptará apoyar ese esfuerzo conjunto de la política responsable y la sociedad civil aceptando ser designado como líder de la coalición o brindado su compromiso para el éxito de esa coalición.

Y descartó presentarse como candidato.

Quiso subrayar que esta iniciativa no es un intento de hacer un “unos con otros”, ni va contra nadie, sino que tiene como objetivo prolongar en el tiempo el modelo de Gobierno que ha permitido hasta ahora afrontar la emergencia financiera en Italia.

Consideró que esa emergencia financiera ya ha pasado, aunque destacó que sí existe una emergencia de paro y de falta de crecimiento.

Monti refirió “creo que la emergencia no ha acabado, está acabada la emergencia financiera, pero hay una emergencia tan grave y quizás más importante: la del paro, sobre todo el juvenil, y la falta de crecimiento.

Sobre este aspecto defendió que durante su mandato, al que accedió en noviembre de 2011, se han puesto las bases políticas para el crecimiento, aunque todavía queda mucho por hacer.

EFE