Rousseff se somete a exámenes de rutina y resultados indican “normalidad”

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que en 2009 fue operada por un cáncer linfático, se sometió hoy a exámenes médicos de rutina cuyos resultados fueron considerados como “normales” por los especialistas que la atendieron, informaron fuentes oficiales.

Rousseff, quien tenía programado para hoy un viaje a una playa en el nordeste de Brasil de propiedad de la Marina y en donde pasará unos días de descanso, realizó una escala antes en Sao Paulo para someterse a “exámenes de rutina previamente programados” en el Hospital Sirio Libanés, según un comunicado de la Presidencia.

“El médico Ricardo Kalil informó de que los resultados de los exámenes están dentro de la normalidad”, agregó la nota del palacio presidencial de Planalto.

Los médicos del Hospital Sirio Libanés fueron los mismos que sometieron a Rousseff, de 65 años, a una cirugía en abril de 2009 para retirarle un nódulo en un ganglio linfático de una axila, cuya biopsia permitió diagnosticar el linfoma.

La entonces ministra de la Presidencia y favorita de Luiz Inácio Lula da Silva para sucederle en la jefatura del Estado, pasó por un exitoso tratamiento preventivo de quimioterapia seguido por radioterapia que garantizó la eliminación definitiva del cáncer.

La gobernante se somete a exámenes periódicos desde entonces en el Hospital Sirio Libanés para controlar una posible reaparición de la enfermedad.

Tras sus exámenes en Sao Paulo, Rousseff viajó este mismo viernes a la Base Naval de Aratu, ubicada en el estado de Bahía que cuenta con paradisíacas playas y en donde la mandataria pasará unos días de descanso con su familia.

La gobernante pasó en la misma base el festivo de fin de año de 2011 y el Carnaval de este año.

EFE