Cabello asegura que no se llamará a elecciones el 10E así la oposición insista

(foto archivo)

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo hoy que el pueblo debe estar unido en caso de que el reelegido mandatario Hugo Chávez no pueda ser investido el 10 de enero y la oposición haga presión para llamar a elecciones en los siguientes 30 días como dicta la Constitución.”El día 10 de enero no decreta la falta absoluta del presidente. ¿Qué quieren ellos? (la oposición) falta absoluta, para que se llamen a elecciones en 30 días (…) por eso el pueblo tiene que estar unido alrededor del comandante”, dijo Cabello durante un acto político en el estado Apure (sur) transmitido por el estatal VTV.El jefe de Estado venezolano, que fue reelegido en los comicios del 7 octubre pasado y debe asumir el nuevo mandato el próximo 10 de enero según la Constitución, permanece en Cuba tras ser operado a principios de este mes en La Habana debido a una recaída en el cáncer que le fue diagnosticado en julio de 2011.”¿Y qué pasa entonces con lo que ocurrió aquí el 7 de octubre que el pueblo decidió que su presidente era Hugo Chávez?, ¿qué hacemos nosotros con la voluntad del pueblo?”, se preguntó Cabello, quien es también vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).Cabello, a quien le correspondería como presidente del Parlamento encargarse de la jefatura de Estado en caso de que haya falta absoluta del mandatario en funciones, pidió a los seguidores del chavismo demostrar “a la burguesía” que el pueblo “está unido y es mayoría” y que “hay una Fuerza Armada unida alrededor del comandante Chávez”.

Además, pidió al pueblo chavista “acompañar la decisión” del mandatario de dejar la conducción del país en manos del vicepresidente Nicolás Maduro en caso de no poder seguir gobernando.

“Nadie puede tener dudas de eso, todos los que estamos con Chávez, en las buenas y en las malas, tenemos que acompañar la decisión del presidente Chávez y ayudar al camarada Nicolás Maduro de ser necesario, ayudarlo ahorita, en este momento”, solicitó.

El pasado 8 de diciembre, tras anunciar que se sometería a la nueva intervención quirúrgica en La Habana, Chávez planteó, por primera vez, la posibilidad de que su condición de salud lo obligue a apartarse del poder y designó a Maduro como su candidato en caso de que se deban convocar a nuevas elecciones en Venezuela.

Según el artículo 233 de la Constitución venezolana, en caso de que se produzca una falta absoluta del presidente electo antes de tomar posesión, se encargará del puesto el titular de la Asamblea Nacional y se convocará a una “nueva elección universal, directa y secreta” en los 30 días “consecutivos siguientes”.

La posibilidad de que Chávez, que pasó por cuarta vez al quirófano en el último año y medio como parte del tratamiento contra el cáncer que le detectaron a mediados de 2011, no pueda asistir al acto de investidura presidencial ha abierto la discusión en el país sobre la constitucionalidad o no de aplazar esa ceremonia. EFE