Fingió secuestro para pasar la Navidad con su amante

Su esposa, desesperada, realizó la denuncia cuando comenzó a recibir una serie de mensajes extorsivos, y su marido apareció dos días después. Primero dijo que había estado cautivo en el baúl de un auto, pero luego se quebró y confesó la verdad. El increíble hecho tuvo lugar en Mendoza, Argentina, según publica el portal Crónica.

(foto referencial)

Un joven de 23 años fingió haber sido secuestrado para justificar su ausencia en la cena familiar de Nochebuena. Lo insólito es que lo hizo para brindar con su amante.

El caso ocurrió en San Rafael. Según publicó el diario Uno de Mendoza, el protagonista está casado con una joven de 19 años, con quien tiene una hija.

El simulador estudia en la ciudad de Mendoza, donde hace unos meses conoció a otra mujer con la que inició una relación paralela.

El 24 de diciembre pasado salió temprano de su casa en San Rafael, y perdió contacto con su mujer. Horas después ella comenzó a recibir una serie de mensajes extorsivos en los que le pedían un rescate a cambio de la liberación de su esposo.

Las fuentes dijeron que la mujer denunció el caso a la Policía, que comenzó a monitorear los mensajes y a buscar al presunto secuestrado.

Dos días después, y cuando crecía la angustia, el joven se presentó en la comisaría de Guaymallén, donde ratificó que había sido raptado por un grupo de personas que lo había encerrado en el baúl de un auto.

Según su relato, en ese estado había estado hasta que consiguió escapar. Los detectives comenzaron a dudar de su versión porque no tenía signos de encierro.

Finalmente, el joven terminó confesando que había simulado el secuestrado para pasar Nochebuena con otra mujer.