Humala recuerda que tiene facultad de aceptar o negar el indulto a Fujimori

Foto: Archivo

El presidente de Perú, Ollanta Humala, recordó hoy que tiene la facultad de decidir si acepta o niega el pedido de indulto del exmandatario Alberto Fujimori, quien cumple una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad y corrupción.

“La opinión que al final va a valer es la del presidente, porque es mi facultad darle o no darle (el indulto)”, señaló Humala en declaraciones a la emisora Radio Programas del Perú.

También dijo que “todo el mundo ha opinado” sobre el tema, por lo que pidió que se deje trabajar “sin presiones” a la Comisión de Gracias Presidenciales, que evaluará la solicitud y emitirá un informe que será entregado al gobernante.

“Yo no puedo apurar a la comisión de indultos, porque podría verse como una presión del presidente de la República, yo tengo que dejarlos trabajar”, enfatizó.

El mandatario añadió que los integrantes de esa comisión “deben actuar sin presiones, con cabeza fría, basándose en las normas y en la consciencia de ellos mismos para hacer la mejor recomendación al jefe de Estado”.

El presidente aclaró, sin embargo, que la recomendación de la comisión “no es vinculante”, por lo que él guarda silencio sobre el tema para no generar “más ruidos” y que no lo acusen de adelantar una opinión.

Tanto la excandidata presidencial Keiko Fujimori como el congresista Kenji Fujimori, hijos del exmandatario, han reclamado en los últimos días por una supuesta demora en la respuesta al pedido de indulto que presentaron en octubre pasado.

La ministra de Justicia, Eda Rivas, declaró el viernes que los hijos de Fujimori estaban intentando presionar a los miembros de la comisión de indultos.

En respuesta, Kenji Fujimori acusó hoy a Rivas y al presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, de ser los que “ejercen una presión mediática contra el indulto”.

El pasado 22 de diciembre, Fujimori aseguró que es víctima de un “ensañamiento” en prisión, después de que las autoridades decidieran cambiar al personal de seguridad en la prisión donde está recluido.

Según el ex mandatario, estos cambios responden a que “quieren que cada día” se sienta “más solo”.

Sin embargo, en las últimas semanas la prensa local denunció que una joven legisladora del partido de Fujimori lo visitaba en la prisión por más de ocho horas consecutivas y fuera de los horarios dispuestos para visitas.

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), José Luis Pérez Guadalupe, también ha descartado cualquier tipo de “ensañamiento” contra el expresidente y dijo que el cambio de guardias en el penal era algo normal.

El ex mandatario (1990-2000) está a la expectativa de que se realice una junta médica que evaluará su estado de salud como parte de la solicitud de indulto humanitario pedido a Humala.

EFE