Tendencias en peinados para “Año nuevo”

Trenzas tirolesas

Naïf, románticas y dignas de una princesa, aquí la idea es reinventar las clásicas coronas y, una vez más, jugar. Las trenzas, ese peinado con el muchas niñas demuestran habilidad y destreza suprema a veces antes de aprender a leer o escribir, son esta temporada un básico para peinados de día y noche, aunque con ciertas restricciones de acuerdo a la forma del rostro. En general los estilistas recomiendan las trenzas tirolesas para rostros más bien infantiles, casi naif, porque no siempre favorecen si las facciones son más duras. ¿Cómo usarlas este verano? En su carácter más romántico, a modo de diadema-tirolesa, aunque permite una amplia variedad de declinaciones.

Publimetro.cl

Moño informal

¿Te gusta retorcer mechones de tu pelo con los dedos? Giorgio Armani fue el primero en proponer hacerlo en toda la cabeza, afirmándolo con pinches u horquillas. ¿El resultado? Un peinado informal pero elaborado, divertido, que te deja el rostro y cuello bien despejado, y donde no importará si se van soltando mechones.

Melena midi

¿Cuál es la clave de este estilo? Una melena sobre los hombros, recta a la altura del mentón pero con una pequeña progresión hacia delante, y puntas texturizadas (usa ceras y productos específicos de styling). También puedes elegir una versión ligeramente “capeada”, con puntas desflecadas por detrás.

Melena Rapunzel

Para Lanvin, Thierry Mugler y Viktor&Rolf, el cabello del verano debe ser largo, muy largo. Claves: si tienes una melena importante, debes cuidarla con aceites capilares. Variaciones: si quieres verte sexy y cool, evoca la imagen de una joven saliendo de la discoteque (con raíces ligeramente humedecidas con agua y gel); en el otro extremo, pero como el mismo largo que roza casi la cintura, las melenas “Rapunzel” de Viktor & Rolf, que primero se trenzan (no olvides aplicar mousse) y después de un par de horas se sueltan, para crear esas ondas marcadas.

Recogidos variados

También llamados moños, atrévete con diferentes recogidos. Pueden ser relajados, con ese resultado del tipo “llegué a la casa y me agarré el pelo”, tan sueltos que parecen deshacerse a mitad de camino, o bien híper tirantes, brillantes, con ausencia de partidura central. Estos últimos se vieron en Gucci y Haider Ackermann, y al dar una apariencia bastante andrógina, son perfectos para resaltar la femineidad en el maquillaje, por ejemplo, con bocas fucsias o rojas. El moño resultante debe quedar abajo, a la altura de la nuca. Por su parte, Jean Paul Gaultier propone viajar en el tiempo e inspirarse en sus íconos –Madonna y Cindy Lauper– para llevar moños altísimos y ligeramente ondulados, muy de principios de los 90.

Ladeados

Pueden ser trenzas ligeramente deshechas, con algunos mechones recogidos y otros sueltos, o bien melenas semi-recogidas hacia un costado mediante pinches o trenzas escondidas, para dejar mucho volumen sólo a un lado. La inspiración es el desfile de primavera 2010 de Alexander Wang, quien las rescató, y desde entonces no hay celebritie que se resista a llevarlas. Admite todo tipo de interpretaciones.

Efecto mojado

Como si acabaras de salir de la ducha. Si tienes el pelo largo, la mejor opción es llevar el efecto mojado sólo en la parte de arriba, y dejar el resto seco y con ondas ligeras. Inspírate en tu propio aspecto en la playa, cuando sales del mar, para recrearlo en la ciudad.

Flequillo con cintillo

Ideal con moño bajo.