Venezuela cierra el año con inflación del 19,9 por ciento

Venezuela habría terminado el 2012 con una inflación del 19,9 por ciento, por debajo de la meta fijada en el presupuesto y del registro del año anterior, estimó el sábado el Banco Central al explicar el comportamiento de los precios en un año signado por estrictos controles.

Deisy Buitrago y Mario Naranjo/ Reuters

El país petrolero, cuya inflación ha sido de las más altas de América Latina en los últimos años, tenía como meta en el presupuesto una subida de los precios de entre 22 y 25 por ciento, inferior a la del 2011 de 27,6 por ciento y cerca del doble que la prevista para el 2013 de entre un 14 y un 16 por ciento.

A noviembre, el dato acumulado del índice de precios al consumidor fue del 16 por ciento.

“La cooperación interinstitucional con los distintos órganos del Estado favoreció el diseño y la implementación de medidas sectoriales que permitieron reducir la inflación hasta un estimado del 19,9 por ciento en términos interanuales”, dijo el presidente del BCV, Nelson Merentes, en su mensaje de fin de año.

Para mantener a raya a la inflación, el Gobierno del convaleciente presidente Hugo Chávez impuso una serie de precios oficiales para muchos artículos y un estricto control para su cumplimiento.

“El fenómeno inflacionario es complejo y de larga data”, recordó el ente emisor en su informe anual de labores publicado el fin de semana.

Las autoridades económicas habían revelado el jueves que la economía habría crecido un 5,5 por ciento en el 2012, impulsada por el gasto público en un año electoral

Las metas oficiales eran de un crecimiento económico cercano al 5 por ciento, mientras que para el 2013 fijó una expansión de un 6 por ciento del Producto Interno Bruto.

El BCV señaló que en el vital sector petrolero las cifras preliminares divulgadas el jueves indican un crecimiento del 1,4 por ciento, frente a un 0,6 por ciento en el 2011.

“El avance es explicado por la mayor extracción de crudo y gas natural observada en el año (aumentó 1,8 por ciento), en especial proveniente de la Faja del Orinoco”, detalló el documento revelado el fin de semana.

En contraste, la actividad de refinación retrocedió un 0,8 por ciento como consecuencia del accidente ocurrido a finales de agosto de 2012 en la refinería de Amuay, la mayor del país

La explosión de Amuay “implicó la paralización temporal de las operaciones y una caída interanual de 2,9 por ciento en el valor agregado de esta actividad durante el tercer trimestre”, sostuvo.

Respecto a las exportaciones petroleras, el informe señaló que registraron un avance del 4,7 por ciento, impulsadas por un alza del 2,4 por ciento en el precio promedio de la cesta petrolera venezolana que fue del 103,46 dólares por barril.

CUENTAS, DIVISAS Y RESERVAS

Las cifras estimadas al cierre de 2012 muestran un déficit en la balanza de pagos de 987 millones de dólares, “lo que significó una mejora en 3.045 millones de dólares en relación con 2011″.

En tanto que “el superávit de la cuenta corriente pasó de 24.615 millones de dólares en 2011 a 14.565 millones de dólares en 2012″, destacó.

En relación al movimiento de divisas del BCV, los ingresos aumentaron en el 2012 frente al año anterior a 55.413 millones de dólares a causa de un alza del 25,5 por ciento en la venta de divisas por parte de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

En lo referente a los egresos, totalizaron en el 2012 los 56.341 millones de dólares, un monto superior a los 49.325 millones de dólares del 2011, debido al “aumento de la oferta de divisas para las importaciones y los aportes al Fonden”.

Finalmente, las reservas internacionales brutas del BCV al 28 de diciembre fueron de 29.886 millones de dólares, cifra similar a los 29.889 millones de dólares del 2011.

El emisor venezolano no hizo comentarios sobre una eventual modificación al tipo de cambio actual, pese a que analistas ven como inminente una devaluación en el país petrolero en el rige un control de cambio desde el 2003.

“En cuanto a la política cambiaria, el esquema mantuvo el tipo de cambio oficial de 4,30 bolívares por dólar, aplicable también a la compra en el mercado primario y en moneda nacional, de los títulos de la república o de sus entes descentralizados emitidos o por emitirse en divisas”, dijo el Banco Central.

El organismo agregó que el total de divisas suministradas a la economía en el período enero-noviembre fue de 40.515 millones de dólares, superior en un 4 por ciento con respecto al mismo lapso del 2011, que se ubicó en 38.853 millones de dólares.

El control fija dos tipos de cambio: 4,3 bolívares por dólar para bienes esenciales y otro de 5,3 bolívares para ventas a través de un sistema de transacciones administrado por el Banco Central. Pero en el mercado del menudeo cotiza muy por encima.