Altos costos obligan a comprar vestidos casuales para estrenos

Los compradores buscan ofertas para poder estrenar el 31 de diciembreFoto. A. Urbano

Las calles y comercios del centro de Barcelona y Puerto La Cruz amanecieron abarrotados ayer. Algunas personas buscaban ofertas y otras preguntaban precios para poder comprar sus estrenos de fin de año.

La mayoría de los consultados dijeron que preferían vestidos y zapatos casuales para poder usarlos en otras ocasiones. Mientras los comerciantes formales e informales aseguran que el costo de ambos rubros se elevó casi 50% para el mes de diciembre, ante las dificultades de los proveedores para obtener divisas al cambio oficial.

“La tardanza para liquidar los dólares a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), así como para la nacionalización de las importaciones en las aduanas portuarias, hizo que los mayoristas tuvieran que recurrir al mercado paralelo para surtir a los detallistas. Por ello la mercancía vino más cara que el año pasado”, precisó Leonardo Millán, dueño de la tienda de ropa para damas Vronik, ubicada la ciudad porteña.

Al igual que otros expendedores, refirió que las ventas han estado movidas, aunque más bajas que los días previos a la Navidad. “La gente anda buscando alguna prenda o accesorio complementario. Esperamos que los rezagados salgan el  31 a comprar lo que les falte”.

Liliana Rivas, encargada de la boutique Hight Fashion, comentó que los compradores se inclinan por piezas combinables, es decir, menos formales y sin lentejuelas.

“A los venezolanos nos gusta estrenar en Navidad y año nuevo, pero el factor económico es determinante para decidir. Yo me decidí por un pantalón  y  dos camisas porque el presupuesto no me  alcanzó para más”, dijo la oficinista Carmen Lares, mientras recorría el centro de Puerto La Cruz.

Millán comentó que la tendencia ya no son las lentejuelas ni el brillo, sino las camisas o pantalones de colores neón. “Los precios se han elevado hasta 60% en comparación con 2011”, acotó.

En la capital anzoatiguense,  la vendedora informal Marisol Salazar aseveró que la mercancía se ha quedado “fría”. “Todos piden rebajas y  buscan lo más barato. El costo de la mercancía  se elevó, una camisa que costaba Bs 150 ahora está en Bs 300. Un vestido de noche no baja de Bs 500”.

Gleydis Alfonzo, encargada de la zapatería El Boom de la Moda, comentó que el calzado  también aumentó entre 20% y 40%. “Unas sandalias de tacón alto cuestan entre Bs 270 y 410, mientras que una casual no excede de Bs 300”.

“Yo compré un par de zapatos en oferta a Bs 100, pero aún  faltan los de dos de mis tres hijas. Tengo que buscar  algo barato para que me alcance el dinero para la cena de fin de año”, expresó el ama de casa Leidis Rivas.

Calidad
Wael Jean, propietario de una tienda de ropa para caballeros en Barcelona, dijo que los compradores  prefieren ropa deportiva o fashion (moderna), pero de buena calidad. “Pese a los costos, la demanda se ha mantenido. La gente sigue la tradición de estrenar”.

Otras piezas
“La ropa interior viene cada 15 o 20 días con un incremento de al menos  10%, aseguró Carlos Ríos, dueño del Centro del Blumer. En esta tienda, un sostén para damas oscila entre Bs 15 y 150, mientras que un blumer tiene un costo promedio de Bs 50.