Carlos Alberto Montaner: Perspectivas sombrías para Venezuela

Diosdado Cabello , presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, quiere posponer Hugo Chávez toma de posesión para un nuevo mandato como presidente. Al parecer, su propósito es darle tiempo para recuperarse. Algunas personas opinan que alrededor de Chávez Cabello quiere darle tiempo para morir. Para él, es más fácil de maniobrar sin Chávez que con el caudillo vivo y respirando.

Ese es el temor Habana escenario. Fidel Castro , quien sabe más que nadie sobre la salud de Hugo Chávez, en un párrafo corto plazo de la estructura de un obituario convencional liberado el 15 de diciembre se despidió de su aún vivo discípulo y envió un mensaje a la los seguidores de Chávez.

El antiguo comandante terminó su carta al designado heredero político de Chávez, el vicepresidente Nicolás Maduro, así: “Estoy seguro de que tú y él – e incluso tan doloroso como su ausencia podría ser – sería capaz de continuar con su tarea.”

Esta es la parte clave del comunicado. El resto es un relleno cortés e intrascendente.

Poco después de esa nota fue publicada, se anunció que el presidente venezolano había experimentado una insufociencia respiratoria que los médicos habían logrado aliviar. Anteriormente, durante la operación, que habían controlado una hemorragia peligrosa que lo llevó al borde de la muerte.

En cualquier caso, el pronóstico es que, a menos que ocurra un milagro, Chávez va a sufrir problemas frecuentes y crecientes derivados de la debilidad general de su cuerpo, como cualquier otro paciente de cáncer en fase terminal. Paradójicamente, la quimioterapia, que a veces ayuda a curar la enfermedad, a veces parece que lo acelere.

¿Es Fidel Castro a la derecha, y los seguidores de Chávez puede continuar la tarea del líder de la revolución bolivariana? ¿Y cuál es esa tarea?

En los últimos 14 años, este militar ha construido el Estado más corrupto de América Latina. Transparency International clasifica a Venezuela 166o entre 176 países que ha examinado.

Caracas, con 130 homicidios por cada 100.000 habitantes, es la segunda ciudad más peligrosa. (Chicago, por el contrario, apenas representa 19 muertes violentas.)

Tasa anual de inflación de Venezuela – 29 por ciento – es el más alto en América Latina y una de las peores del mundo.

De ser un país que acogió a los inmigrantes, Venezuela se ha convertido en una máquina insensible a la expulsión de la gente educada y emprendedora. El número de venezolanos que se han trasladado al extranjero se estima en 500.000, 200.000 de ellos en Estados Unidos. Se van con sus conocimientos y – cuando se puede – con su dinero hacia otros destinos más prometedores. Esa es una incalculable derramamiento de sangre.

A pesar de que Venezuela es el país peor gobernado en América Latina, un país que ha visto 107.000 empresas cierran durante los años de Chávez (de un total de 600.000), el 55 por ciento de los venezolanos votaron el 07 de octubre de ese modo pauperizing para organizar la convivencia .

¿Por qué? Debido a que el gobierno utiliza una parte sustancial de sus ingresos para lo que llama “gasto social”. Unos 30 “misiones” cuidar de la enseñanza, el subsidio al consumo, curando enfermos, los recursos y la distribución de una manera terriblemente ineficiente que es suficiente para comprar las mentes y generar una amplia red de clientes políticos y estómagos agradecidos.

De Maduro seguir ese modelo de gestión descabellada y corrupto, el lenguaje incendiario, lucha de clases, estridente anti-americanismo, el estatismo creciente, destrucción del tejido empresarial productivo, abundante e inasequible dependencia del gasto social, y la irresponsabilidad?

¿Es eso lo que alboroto revolucionario Fidel Castro quiere preservar, o se trata de los $ 10 mil millones al año en que Cuba recibe del gobierno de Venezuela por razones diferentes? (Esa cifra, que incluye 115.000 barriles de petróleo por día, se ha estimado por la Universidad de Miami Instituto de Estudios Cubanos.)

Francamente, será difícil para el heredero de Chávez, quien quiera que sea, para mantenerse en el rumbo marcado por el caudillo bolivariano. La deuda pública ha pasado del 35 por ciento del PIB en 1998 a 71 por ciento en 2012. Una caída en los precios del petróleo crearía una gran catástrofe.

Obviamente, estamos viendo señales de que la desaparición de Chávez se desató una grave crisis entre sus seguidores. No hay consenso en que el heredero debe ser o lo que es monstruoso legado de Chávez. La única cosa que tirios y troyanos sabemos es que el país se enfrenta a un viaje muy malo.

http://www.elblogdemontaner.com/