Concierto de Año Nuevo: las horas sombrías de la Orquesta Filarmónica de Viena

La 73ª edición del tradicional concierto de Año Nuevo en Viena, que tiene lugar el primer día del año, es la ocasión para algunos de recordar las “páginas oscuras”, bajo el nazismo, de la historia de la prestigiosa Filarmónica de Viena.

El diputado ecologista e historiador Harald Walser solicitó el establecimiento de una comisión independiente de historiadores para estudiar el período 1938-1945, desde la anexión de Austria por la Alemania nazi hasta la caída del Tercer Reich.

(foto archivo)

Walser critica el hecho de que en el sitio web de la orquesta de Viena, el primer concierto de Año Nuevo, en 1939, sea definido como “un tributo sublime a Austria”, mientras que en realidad se trataba de “una de las facetas de la política cultural nazi”.

El diputado lamenta que la Orquesta no honre la memoria de aquellos miembros “deportados y asesinados por los nazis”, en particular músicos de origen judío.

Walser destaca el hecho de que en 1996 un dirigente nazi, Baldur von Schirach, condenado a 20 años de prisión por el Tribunal de Nuremberg, antes de ser indultado en 1966 , recibió el Anillo de Honor de la Orquesta Filarmónica.

El pedido de creación de una comisión independiente de historiadores fue rechazado por el violinista Clemens Hellsberg, elegido por sus pares para dirigir la orquesta. “Los historiadores tienen acceso pleno y libre a los archivos de la Orquesta Filarmónica” , dijo en la radio pública Ö1.

En cuanto a la entrega del Anillo de Honor a Von Schirach, Clemens Hellsberg indica que se trata de “una iniciativa individual” de la cual “no hay ningún rastro en los archivos”.

El dirigente de la Filarmónica de Viena anunció, sin embargo, que el sitio web de la Orquesta será renovado, y se añadirá un capítulo dedicado a la época nazi.

Hellsberg recordó también que él personalmente publicó un folleto al respecto en 1988, añadiendo que no hay ninguna voluntad de ocultar este tema, como lo confirma la publicación en 2011 del libro “Orquestas politizadas: las Orquestas Filarmónicas de Viena y de Berlín bajo el nacionalsocialismo”, del historiador y crítico musical Fritz Trümpi.

Este evento, seguido por millones de personas en todo el mundo, será dirigido por segunda vez por Franz Welser-Moest, director musical de la Ópera de Viena.

Junto a la orquesta, Welser-Moest ha puesto en pie un programa lleno de novedades y 11 de las 16 piezas serán interpretadas por primera vez en el Salón Dorado del Musikverein, una de las salas de concierto de este edificio del siglo XIX.

El compositor alemán Richard Wagner y el italiano Giuseppe Verdi, de los que se celebra el año próximo los 200 años del nacimiento, serán los protagonistas de este evento retransmitido en 81 países.

El dramático preludio del tercer acto de “Lohengrin” de Wagner y la música del ballet de la ópera de Verdi “Don Carlo”, se alternarán con polkas y valses de Strauss.

“Será un viaje de descubrimiento”, dijo Welser-Moest a la AFP, “un programa muy sutil”, con un fuerte acento Josef Strauss.

El concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena es una tradición que remonta a 1939 y que atrae a muchos turistas. AP