Dos meses separan a 2013 del año 4711

Menos el Belén, todos los elementos de la Navidad están presentes en China. / Zigor Aldama

¿Qué se celebra en Navidad? La mayoría de los chinos que pasan al lado del psicodélico árbol de plástico que decora la entrada del centro comercial Hongkou Plaza de Shanghái con un gigantesco ‘Yeah Christmas!’ responde con una mueca de desconcierto. Y los que creen saber la respuesta erran el tiro. “Pues que viene Santa Claus con regalos, ¿no?”, dice uno entre risas. “Es algo americano, como San Valentín”, responde su novia. Otro lo asocia con Halloween, y, tras una breve pausa, decide ligar la fiesta a alguna antigua fábula cuyo título desconoce. En eso último ya anda algo más acertado. En lo que concuerdan todos, y en lo que sin duda aciertan, es en que Navidad es época de rebajas. Y eso es lo que importa.

/El País de España

Una joven tocada con el gorro de Papa Noel reparte dípticos con los descuentos de una importante cadena de electrodomésticos, y la vestimenta rojiblanca se repite por doquier: restaurantes, peluquerías, salones recreativos. Menos el Belén, todos los elementos de la Navidad están presentes en un curioso batiburrillo que tiene mucho que ver con la religión predominante en la China del siglo XXI: el dinero. “Las ventas aumentan mucho en estas fechas, porque la gente se hace regalos los días 25 de diciembre y 1 de enero”, reconoce la dependienta de una tienda de zapatos. El regente de un restaurante francés también asegura haber llenado la noche del 24. “La mayoría son parejas que ven en Navidad la posibilidad de una velada romántica”.

¿Por qué entramos en 2013? ¿Por qué esa cifra? La segunda pregunta todavía provoca una sorpresa mayor. “Ni idea, no sé cuándo se empezó a contar”, reconoce un estudiante de secundaria. Sin duda, Jesucristo no aparece por ninguna parte, pero muchos disfrutarán esta noche, siete horas antes que en España, de una cuenta atrás al mejor estilo anglosajón. Y de tres días de asueto, que, para chulos, los chinos.

En televisión no se darán indicaciones para que la audiencia evite atragantarse con las uvas, pero la madrugada sí que estará plagada de galas de Año Nuevo con aire a Noche de Fiesta. La cadena de la provincia de Shaanxi incluso conectará con varias ciudades por todo el mundo, incluida Madrid, para tomar la temperatura del primer cambio de año.

El primero, sí, porque lo que China celebrará por todo lo alto será el Año Nuevo lunar, que cae el 10 de febrero. El país entrará entonces en el año de la serpiente, el 4711 de su era, que comenzó a contar cuando lo ordenó el mitológico emperador amarillo, Huangdi. Será entonces cuando celebren su Nochebuena particular: cenas interminables con familiares venidos de los cuatro puntos cardinales del país, atracón pirotécnico, y exceso de rojo. Curiosamente, es la única festividad en la que algunos negocios cierran en China. Las grandes ciudades quedan desiertas y los pueblos cobran vida. Pero incluso esta tradición está cambiando. Cada vez son más los que apuestan por disfrutar del recién adquirido poderío económico y marcharse de vacaciones.