Un soldado murió baleado durante atraco en taladro

Un distinguido del Ejército resultó muerto y un sargento segundo fue herido durante un enfrentamiento con sujetos que perpetraban un robo en el taladro Nabors SS-17 de Pdvsa Petropiar, ubicado en el Campo Operacional Bare del municipio Miranda, así lo informó el periodista Sergio Salazar de Eltiempo.com.ve

Los funcionarios adscritos al Batallón de Cazadores Pedro Zaraza (Bacazaraza), en compañía de un operador de seguridad industrial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), integraban la comisión de patrullaje de estas instalaciones.

A las 3:00 am de ayer llegaron a la locación de la Macolla L-3, ubicada cerca de la comunidad rural Cicapro, y fueron recibidos a tiros por ocho sujetos que en ese momento atracaban a casi 40 trabajadores petroleros que se encontraban de guardia.

Hubo un intercambio de disparos y resultó mortalmente herido el distinguido Miguel Carvajal Chigüita, de 22 años, a quien le dieron dos disparos en el pecho. El joven residía en San Tomé y tenía siete meses de servicio.

Su compañero de armas, el sargento segundo José Francisco Maita, fue herido de un tiro en la región cervical dorsal y en la espalda. Está recluido en el hospital de San Tomé.

Trascendió que los delincuentes estaban vestidos con bragas de color azul, haciéndose pasar por trabajadores petroleros, razón por la que sorprendieron a los funcionarios.

De inmediato, comisiones adscritas a los Destacamentos N° 74 en San Tomé y N° 79 de los Comandos Rurales desplegaron el operativo de rastreo de los hampones por toda el área operacional.

Temor laboral

Alán Figuera, directivo de Sutrapetrorinoco, recordó que el taladro Nabors SS-17 ya fue objeto de robo en octubre de este año de manera similar.

“Las instalaciones petroleras no tienen la seguridad necesaria, sobre todo en horario nocturno. Los trabajadores hemos sido víctimas de múltiples atracos”.

Advirtió que la masa laboral se ha declarado en asamblea permanente y no saldrá a trabajar hasta que se garantice su integridad física.

La paralización afectaría cerca de 50 taladros de las áreas operacionales Bare (municipio Miranda), Melones (Guanipa) y San Tomé Servicios (Freites), donde se concentran cerca de 2.500 obreros.

Figuera responsabilizó al departamento de Prevención y Control de Pérdidas (PCP) de Pdvsa por no aplicar mecanismos efectivos para contrarrestar la acción delictiva.

“Los trabajadores estamos esperando que la Guardia Nacional y PCP nos informen sobre las medidas a tomar”.