Mitos y verdades sobre los remedios para la resaca

Publicado en: Curiosidades, Titulares

El daño está hecho. Tratas de sanar tu cuerpo maltrecho buscando algún sortilegio en Internet que haga desaparecer la presión que sientes en tu cabeza.

Contexto.com.ar

Desafortunadamente, los médicos aún no se han puesto de acuerdo en una sola forma de “curar la resaca”, por lo que debes aceptar una miríada de cuentos de esposas y de tácticas de mercadeo.

Para tener una mejor idea de dónde empezar, hemos hablado con numerosas personas, incluyendo a Mike McAdams del sitio web “El bebedor saludable” y Rob Walker, quien escribió un libro para mejorar resacas (“Resacas solucionadas: una solución simple para prevenir el suplicio de la mañana siguiente”). Ellos han soportado valientemente jaquecas, náuseas y dolores corporales inexplicables, todo en nombre de la ciencia, para que el resto de las personas pueda vivir sin resacas.

El desayuno grasoso
“Tu cuerpo ya ha procesado -o aún intenta procesar- el alcohol que has consumido la noche anterior, y las escasas vitaminas y minerales que se aferran a la grasa en ese sándwich de chorizo no harán la diferencia”, dice McAdams. “Lo mejor que puedes hacer con respecto a los alimentos es tratar de reponer esos nutrientes esenciales que ya se han agotado”.
Afortunadamente, algunos desayunos grasosos también tienen nutrientes esenciales. “Los huevos contienen aminoácidos que ayudan al hígado en la desintoxicación, incluyendo la cisteína, que ayuda a neutralizar la toxina acetaldehído”, afirma MacAdams.
“Lo que es mejor, comer alimentos grasos antes de salir por la noche realmente ayuda”. La grasa y los desechos grasosos brindan una ayuda adicional a las capas del estómago y disminuyen la absorción del alcohol”.

Bananas
A pesar de su densidad, las bananas contienen un 75% de agua y pueden ayudarte a comenzar la mañana rehidratándote y rehabilitándote. “También tienen altos contenidos de vitamina C y B6 lo que puede ayudarte a neutralizar los radicales libres y a evitar un daño en el hígado”, dice MacAdams.
“Además, las bananas contienen cantidades saludables de magnesio y potasio, que se agotan con el consumo de alcohol y provocan la melancolía del alcoholizado. Asimismo, están cargadas de azúcares naturales que el cuerpo necesita reponer luego de una noche de fiesta”.

Agua de coco
Si estás deshidratado luego de una larga noche de juerga, tu cuerpo puede haber agotado los electrolitos. “Tenemos una fe ciega en el agua de coco como una cura para la resaca”, dice Holly Kulp de Healing Lifestyles & Spas. “Ésta contiene una gran cantidad de nutrientes y electrolitos que el cuerpo necesita, incluyendo la vitamina C, el potasio, el magnesio, el fósforo, el sodio y el calcio. Es como una bebida deportiva, sin la acidez o el aroma falso”. Se puede beber por sí sola, o mezclarla en un batido y tomarlo como un refrigerio.

Jugo de tomate
Debido a que contiene algo de sal, el jugo de tomate (o el jugo de vegetales) te ayudará a retener los líquidos que estás reponiendo, dice la Dra. Linda C. Degutis, profesora adjunta de medicina de emergencia y salud pública en Yale. También restituir algunos nutrientes perdidos la noche anterior con verduras y tomates. Desafortunadamente, aparte de reintegrar los nutrientes básicos que debes consumir, el jugo de tomate no es una cura en forma alguna para la resaca.

Huevos crudos
Comer huevos crudos puede ayudar a tu machismo, pero no te salvará de la resaca. “A menos que lo desagradable de tener que comer huevos crudos te haga olvidar de la resaca”, dice el Dr. Jeffrey G. Wiese, un profesor adjunto de medicina en Tulane.

Bebidas deportivas
Los atletas toman bebidas deportivas para reponerse entre los partidos, por lo cual, si tu deporte es beber, deberías reponerte. “El alcohol agota los electrolitos al hacer demandas al organismo que hacen que éste tenga una gran necesidad de los mismos”, dice MacAdams. Las bebidas deportivas están llenas de electrolitos. “A la mañana siguiente, después de perder los electrolitos para convertir las toxinas del alcohol y eliminarlos por la orina, necesitas una reposición para sentirte bien nuevamente”, dice MacAdams.

Aspirinas o ibuprofeno
Después de despertarte con un dolor de cabeza insoportable, tal vez te sientas tentado a buscar el analgésico de tu preferencia. “Tomar un analgésico puede ayudarte a reducir el malestar de la resaca, pero no te hará mal tomar el medicamento junto con un vaso de agua y una comida”, dice MacAdams.
“Este hecho, sin embargo, debe matizarse con la realidad de que mezclar analgésicos con alcohol puede ser muy peligroso. Los medicamentos que contienen acetaminofén pueden dañar los riñones y el hígado, así como la aspirina puede provocar una irritación estomacal.

Pelos de perro (o seguir bebiendo alcohol)
A pesar de lo tentador que pueda resultar, no busques el Bloody Mary más cercano.Tener un poco “de pelo del perro que te mordió” puede ayudarte a aliviar el problema de la abstinencia del alcohol, pero hará que tu resaca empeore, dice Dr. Degutis.

Sándwich de tocino
Un sándwich de tocino no es bueno para tu corazón o para la línea de tu cintura, pero puede ser bueno para la resaca. “El pan tiene un alto contenido en carbohidratos y el tocino está lleno de proteínas, que se transforman en aminoácidos”, dice Elin Roberts, gerente de desarrollo de ciencias en The Centre for Life en Newcastle, en una entrevista hecha por The Mirror.
“Tu cuerpo necesita esos aminoácidos, por lo cual al comerlos te sentirás bien. Beber alcohol en exceso agota también los neurotransmisores, pero el tocino contienen una gran cantidad de aminoácidos que los restituyen, dejándote la cabeza más clara”. Ahí lo tienes. Una buena razón para dejar de lado tus resoluciones del Año Nuevo.

Frutas y bayas
“Las frutas, como el plátano o un tazón de bayas se digieren fácilmente y añaden vitaminas útiles y antioxidantes”, dice Vonalda Utterback, nutricionista certificada, especialista en la salud holística y en nutrición. Además de aumentar las vitaminas A, C y E, las bayas también son conocidas por combatir el cáncer, por lo que puedes ayudar a sanar tu cuerpo ahora, mientras previenes posibles enfermedades en el futuro, todo en un solo tazón.

Baño de leche
Usa ingredientes de tu refrigerador y de tu cesta de frutas, para darte un baño digno de un spa para eliminar tus dolencias. “Comienza con un baño tibio”, dice Jane Ross, directora de Ananda Spa en los Himalayas. Añade un puñado de sales de mar, una taza de leche, 3 gotas de pomelo, enebro, ciprés y aceites esenciales. “Las sales de mar te ayudarán a remineralizar tu cuerpo y los aceites esenciales te ayudarán a que tu organismo elimine las toxinas. El pomelo te sube el ánimo y la leche ayudará a hidratar y nutrir la piel”, dice Ross.

Té de jengibre
“Si te sientes mareado, toma un poco de té de jengibre o uno de manzanilla y menta para aliviar el estómago”, dice Ross. Para el dolor de cabeza, aplícate compresas frías de lavanda y menta. Toma un recipiente con agua fría y añade cubos de hielo, una gota de aceite esencial de menta y una de aceite esencial de lavanda. Pon un paño en el agua, escúrrelo, recuéstate y aplícate la compresa durante 15 minutos. Esto es especialmente calmante y aliviará el malestar”.

Comments are closed.