Esposa de Mujica asegura que la situación de Chávez es “muy delicada” e “imprevisible”

Lo dijo Lucía Topolansky, la senadora y esposa del presidente uruguayo José Mujica. Afirmó que recibió esa información desde Cuba, y fue publicado por el diario argentino Clarín.

(Foto Efe)

En contraste con la escasa información oficial que se da en Venezuela sobre la salud del presidente Hugo Chávez, el gobierno uruguayo reveló que la situación del mandatario es “muy delicada y bastante imprevisible”.

La afirmación la hizo Lucía Topolansky, senadora y esposa del presidente uruguayo José Mujica, al portal UNoticias. Explicó que esos datos provienen del embajador de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, quien se encuentra en La Habana, así como del representante uruguayo en Cuba, Ariel Bergamino.

Topolansky sostuvo, además, que el estado médico del presidente venezolano es “complejo”, y agregó que hace caso omiso a las especulaciones. “Ya escuché más de 40″, subrayó.

También señaló que Mujica pensaba visitar a Chávez en La Habana, pero le explicaron que “no hay posibilidad de verlo”, por lo cual el viaje no tenía sentido.

Mientras tanto, en Caracas, la oposición reclamó por primera vez de manera terminante que el gobierno publique un “diagnóstico y un pronóstico médico” sobre la salud de Chávez, para saber si puede reasumir la presidencia el 10 de enero como indica a la Constitución.

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, tachó de “irresponsabilidad” pretender hacer creer que el presidente está “en ejercicio” de sus funciones.

“El 10 de enero comienza un nuevo período constitucional, si el presidente se presenta, se presentó. Si el presidente no se presenta, corresponde al presidente de la Asamblea Nacional asumir como encargado la presidencia de la República transitoriamente, como dice la Constitución”, dijo Aveledo.

El actual presidente de la Asamblea Nacional, el chapista Diosdado Cabello, salió con fuerza a responder que el gobierno tiene “muy claro” lo que sucederá en siete días.       ”Información para los jefes de la oposición venezolana, los Chavistas tenemos muy claro lo que haremos, ocúpense de lo que harían ustedes”, escribió en Twitter.

Cabello, número tres del chavismo después del Presidente y de Maduro, afirmó la semana pasada que la fecha constitucional del 10 de enero es postergable y Chávez podría asumir su cuarto período de gobierno más adelante ante el Tribunal Supremo de Justicia.

La Constitución dicta que si se declarara la “falta absoluta” del Presidente, por supuesta renuncia, muerte o incapacidad física permanente, se deben celebrar nuevas elecciones en 30 días.

Antes de partir a La Habana para operarse, Chávez anunció que Maduro asumiría la presidencia temporal si él quedaba “inhabilitado” y sería el candidato oficialista en unas nuevas elecciones.

Más tarde, la agencia Efe reseñó que la situación del presidente venezolano, Hugo Chávez, es “muy delicada”, tras ser sometido en La Habana a una cuarta operación por la reaparición del cáncer que padece, afirmó hoy la senadora uruguaya Lucía Topolansky, esposa del mandatario José Mujica.

El cuadro del presidente de Venezuela es “complejo” y la situación en general “bastante imprevisible”, aseguró la legisladora en declaraciones al portal digital UNoticias.

El presidente uruguayo, quien pasa unos días de descanso junto a su esposa en el interior del país, sigue la evolución de la salud de Chávez “atento y preocupado”.

Las autoridades uruguayas están en contacto con el embajador venezolano en Montevideo, Julio Chirino, quien viajó a La Habana, y con el embajador de Uruguay en Cuba, Ariel Bergamino.

A Chávez se le practicó el pasado 11 de diciembre en La Habana una cuarta operación por la reaparición del cáncer que padece y, de acuerdo con la información oficial, el gobernante ha sufrido nuevas complicaciones en su proceso de recuperación y continúa en situación “delicada”.

El mandatario uruguayo, exlíder guerrillero de 77 años, tiene una amistad de años con Chávez, se ha preocupado por su salud, recientemente le envió una carta deseándole una pronta recuperación y adelantó su intención de viajar a Cuba para visitarlo.

Sobre el viaje, Topolansky dijo que Mujica preguntó “si no molestaba” y se le respondió que “no hay posibilidad verlo (a Chávez)”.

“Si no puede verlo, el viaje no tenía sentido”, aseguró la esposa del presidente uruguayo y agregó “hay que esperar” y tener “esperanza”.

La salud de Chávez “es una preocupación para toda América Latina”, agregó Topolansky.

A falta de poco más de una semana para la fecha de asunción presidencial del 10 de enero, Venezuela vive el día a día pendiente de las novedades que da el Gobierno sobre el “delicado” estado de salud de Chávez, de 58 años, en el poder desde 1999 y que fue reelegido en los comicios de octubre pasado. EFE