Luis Manuel Aguana: La otra herencia de Chávez

A finales de la campaña presidencial de 1998 en entrevista con Jaime Bayly, Hugo Chávez afirma que no es socialista y se define humanista (ver Chávez dice que no es socialista, se define humanista, Entrevista a Jaime Bayly en https://www.youtube.com/watch?v=dPqA9Q7INS4). En esa misma época, Chávez afirma que en Cuba hay una dictadura y que no nacionalizaría empresas ni medios televisivos; y hasta se atrevió a decir que entregaría el poder antes de los 5 años que estipulaba la vieja constitución (ver Tres Mentiras de Hugo Chávez. Entrevista con Jorge Ramos de Univisión. Diciembre 1998 en https://www.youtube.com/watch?v=Mdxo1T5CsMo). Estas mentiras se develaron al correr del tiempo.

Posteriormente, todos los venezolanos presenciamos la deliberada entrega a cámara lenta de nuestra soberanía a Cuba de las manos de este Presidente; y el anuncio abierto de haberse convertido al castrocomunismo cubano. Hoy nadie duda de que el único responsable de esta invasión cubana en todos los órdenes de la vida nacional es Hugo Chávez Frías.

Los cubanos hoy en día se encuentran en posiciones de poder en los ministerios, en la salud, en los registros públicos, en el CNE, en las notarías, en la cedulación y en los cuarteles, donde mandan más que los oficiales venezolanos. Esto sin contar con el arreglo petrolero que hace de Venezuela la gallina de oro cubana. En otras palabras una invasión de otro país sin haber disparado un tiro….todavía.

¿Y cual es la razón por la que esto pasó a los ojos de todos? La influencia de un neo “caudillo” electo con los votos de los venezolanos hasta el año 2004, año a partir del cual ninguna elección en Venezuela fue Auténtica. El régimen se las arregló para no perder ninguna elección a partir de esa fecha, con la “pequeña” ayuda de sus amigos de la oposición “formal” y de su nuevo ejército cubano de ocupación. Sin embargo, según los rumores, habría que preguntarle a Baduel porque la elección del 2 de Diciembre de 2007 las ganó la oposición y así sabríamos porque está preso.

Tampoco podemos olvidar la valentía del movimiento estudiantil que fue el único que saco la cara en ese momento por la democracia venezolana. El resto es historia. Por eso todavía me pregunto porque creen todavía en la oposición “formal” que “ganamos” el Referéndum Constitucional del 2007 con este CNE. Lo perdíamos de calle si no hubiera sido por esos dos factores, de acuerdo a los números iniciales del ministerio electoral del gobierno. Entonces con este CNE tampoco ganamos la elección del 2007.

En consecuencia, el fenómeno que ha representado Chávez en este país desde 1998 ha permitido esta invasión cubana, que se consolidó a partir del 2002. La fabricación, a punta de real e inteligencia cubana (G2), de un modelo electoral que atornilla al gobierno, elección tras elección, ha consolidado la fuerza de ocupación. Pero al parecer ahora la situación está cambiando. Al no estar “el caudillo” del Siglo XXI las cosas parecen removerse en ese paraíso, que somos nosotros para la claque cubana de los Castro.

La única persona, cuyo carisma e hipnotismo en las masas populares, era capaz de garantizar la fuerza de ocupación cubana en Venezuela, sale fuera de la escena política y vienen nuevos actores. Nadie, y eso hay que concederlo al dictador saliente, ha tenido mayor ascendencia en el grueso de la población como para convencer hasta al venezolano más humilde de aceptar esta estafa cubana disfrazada de eficiencia, para atornillarse en el poder.

Chávez deja su herencia política y piensa, conjuntamente con sus jefes cubanos, que ese poder es transferible. Y eso, como el liderazgo, no es transferible. Entonces, no cabe más que preguntar ahora y en esta situación: ¿A cuenta de qué tenemos que soportar los venezolanos, y especial los militares, una fuerza de ocupación extranjera, transferida por herencia? ¿A cuenta de qué los venezolanos, en especial los militares, pueden considerar que hay legitimidad suficiente en “el heredero” o en cualquier otro que asuma la Presidencia de la República, para dejar que esa fuerza de dominación extranjera se eternice en Venezuela? La respuesta, mis estimados amigos, no es civil…

Y aquí caemos en el papel que nos toca jugar en la sociedad civil en relación a esta delicada situación que se nos presenta. No es que tal situación no existiera ya antes de la desaparición del Iluminado de Sabaneta. Es que a diferencia del estado anterior, visto desde el punto de vista de los sistemas dinámicos, este nuevo estado abre un sinfín de posibilidades. De aquí se puede partir a muchos estados, todos posibles. Y lamentablemente el que menos posibilidades tiene es el democrático.

Sin embargo, a cualquier estado al que saltemos, partiendo del próximo menos prometedor, tenemos más probabilidades de llegar a un estado democrático, Elecciones Autenticas incluidas, que de habernos quedado con el estado inicial. El problema es el tiempo que nos va a tomar…

Los civiles solo podemos cambiar gobiernos con votos, con lo cual desde aquí no aupamos ninguna salida militar al delicado problema de transición que vive el país. Sin embargo, podemos decir sin ambages que Chávez no solo dejó una candidatura de herencia, sino otra vital para el heredero: una bomba de tiempo en el CNE que debe ser desactivada, so pena que nos explote a todos. Esa bomba está custodiada también por los cubanos, porque fue diseñada y montada con su ayuda. La bomba es las elecciones eternas a favor del chavismo. Unas próximas elecciones presidenciales sin desactivar ese artefacto, le explotará a cualquiera que sea el candidato opositor en unas próximas elecciones presidenciales, sin ninguna duda.

¿Quién desactivará esa bomba? ¿Nosotros, los civiles que solo sabemos de votos? Sin insinuar ninguna salida inconstitucional debemos decir que esa bomba activada que se dejó en el CNE no podrá ser desmontada sin el concurso de un gobierno que neutralice a sus diseñadores- que si saben cómo montar esos artefactos-, con la ayuda de la presión constante de la sociedad civil y el resto del pueblo venezolano, heredero de una tradición histórica de libertad y lucha contra ejércitos de ocupación. Por lo pronto, lo que al parecer nos toca desde nuestros muros de la lucha civil, es organizar esa presión para no volar todos juntos con la democracia venezolana.

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: [email protected]