Pepsi-Cola Venezuela rechaza acusaciones de acaparamiento de azúcar

Foto: Archivo

Logística TBC C.A. y Pepsi-Cola Venezuela C.A, propietaria del azúcar retenida ilegalmente en el almacén ubicado en La Victoria, rechazan contundentemente las acusaciones de acaparamiento de las que fueron objeto y aclaran que las 8.520 toneladas de azúcar refinada de uso industrial son la materia prima para apenas 27 días de producción de jugos y otras bebidas.

El azúcar almacenada proviene de la importación de 12.500 toneladas, debidamente autorizada mediante Licencia de Importación N° 010067 otorgada por el Ministerio del Poder Popular para la Alimentación en fecha 18 de septiembre de 2012, que fue otorgada por dicho ente, luego de haber constatado que no había producción nacional suficiente de ese producto, tal y como consta en el Certificado de Producción Insuficiente o No Producción distinguido I-109482, también emitido por dicho ministerio.

También está plenamente autorizada por la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA) y los demás organismos oficiales competentes, los cuales siempre han tenido conocimiento de todo el proceso, desde antes de la importación hasta su almacenamiento y posterior empleo como materia prima para la producción de jugos y otras bebidas.

Por si fuera poco, esta mercancía fue oportuna y completamente cancelada con dólares otorgados por la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI) según solicitud número 15442306 de fecha 21 de septiembre de 2012, en la que se consignaron todos los documentos exigidos por el organismo para la autorización de adquisición de divisas para la importación de bienes.

Procedente de Guatemala, el producto llegó a puerto venezolano en el Buque Beagle VI el día 03 de diciembre, iniciando su descarga efectiva el 13 del mismo mes y culminando operaciones de descarga y recepción en los almacenes, el sábado 05 de enero de este año. De no ser liberado el inventario objeto de investigación, la empresa solo contará con inventario para dos días de producción.

Pepsi-Cola Venezuela, C.A., no produce ni comercializa azúcar en ninguna de sus presentaciones, razón por la cual es imposible que se hable de “presunto acaparamiento”. Además, todas las operaciones de manejo de azúcar de la empresa están autorizadas y supervisadas por la SADA, según las normas y legislación vigente.

Esta supervisión incluye autorización escrita de traslados desde los centros azucareros hasta los de producción; desde el puerto hacia los almacenes designados y autorizados por el organismo; entre almacenes de la empresa y centros de producción; y supervisión en línea de los inventarios y consumos de todos los centros y almacenes registrados por la empresa en el Sistema Integral de Control Agroalimentario (SICA), por lo que nos sorprende que se mencione esto como un hallazgo inexplicable. En resumen, todos los organismos oficiales están al tanto de esta transacción.

Pepsi-Cola Venezuela cuenta con toda la documentación que demuestra la transparencia de sus procesos. La empresa exhorta a las autoridades a aclarar esta situación y el consecuente uso de esta materia prima, reiterando su compromiso inquebrantable con la seguridad alimentaria de la población.