Papá de alumna asesinada en liceo Andrés Bello pide justicia

(Foto AVN)

Dos adolescentes presuntamente implicados en la muerte de Michell Andrea Buraglia, de 16 años de edad, dentro del liceo Andrés Bello, fueron detenidos por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). News Report/YKMP

 

El director de este cuerpo, Humberto Ramírez, explicó que ambos detenidos pretendían asesinar a un compañero de la víctima, por una antigua rencilla. El jovencito estaba en el patio con Michell, quien lamentablemente quedó en la línea de fuego.

 

De esta manera, autoridades señalan que fue resuelto el caso del homicidio de la estudiante. La tarde de este miércoles el Ministerio de Interior y Justicia publicó un video en Twitter, con declaraciones de Ramírez.

 

El comisario agregó que el arma que utilizaron fue una Browning 9 milímetros, la cual fue escondida en el interior del plantel y recuperada este miércoles por los efectivos. El muchacho que disparó está en segundo año de bachillerato y tiene 15 años de edad. Ambos fueron puestos a la orden del Ministerio Público.

 

Michell Buraglia recibió un tiro en la espalda la mañana de este martes, mientras realizaba Educación Física en el patio del Liceo Andrés Bello, ubicado en la avenida Universidad de Caracas. Las primeras investigaciones de la policía científica hallaron una concha de bala desde el piso tres de la institución.

 

Excelente estudiante

 

La víctima fue descrita por sus familiares como buena estudiante. Añadieron que sus notas no bajaban de 17 y aclararon que no tenía problemas con nadie en el lugar. “Era muy tranquila y dedicada a sus estudios”, explicó uno de sus hermanos.

 

Su papá, Antonio Buraglia, llegó este miércoles al país desde Estados Unidos, lugar donde vive. Pidió que haya más seguridad en los liceos porque es insólito que los menores tengan armas de fuego. La víctima cursaba quinto año de bachillerato.

 

“No acepto que mi hijita haya muerto. Aún no lo creo. Iba a llevarla a Estados Unidos ahorita cuando se graduara, de regalo. Espero que los muchachos tengan coraje para asumir la pena, así como dispararon”.

 

Se conoció que el director de la institución, Francisco Gutiérrez, se comprometió con los padres y representantes a mejorar la seguridad y colocar un detector de metales en la puerta.