Raniero Cassoni: La Institucionalidad en estado estacionario

En la patria de Bolívar en los últimos años cohabitan instituciones amorfas, sin autonomía de decisión, ni de ejecución, el gobierno quedo expuesto en el último mes, ante la ausencia del Presidente, una administración gubernamental más no unas instituciones articuladas en el precepto del derecho constitucional, la verdad, es que Chávez no sólo ha sido presidente en los últimos 14 años sino destruyó toda institucionalidad y se transformó en el leviatán, sin pactos y acuerdos ha impuesto la agenda y ejecutado el gobierno.

Prueba de la actual crisisvenezolana ante la ausencia del “paciente”, son las reuniones que fuera del territorio nacionalse organizan con el ideal de la preservación socialista; el gobierno “rojito” cual colonia, acepta ser  lacayo del único sobreviviente de la guerra fría. La incertidumbre de la salud, desata los demoniosque atentan contra la República, la ambición por el poder se desboca, cuyas consecuencias son imprevisibles para la estabilidad de Venezuela y el hambre satisfecha de gobernantes beneficiarios de los regalos del petróleo del pueblo venezolano.

Ante la ausencia de la institución sobrevienen son los acuerdos o pactos civil entre los factores de poder para legalizar cualquier acción de gobierno. El primer escenario, que el chavismo y sus facciones en cónclave desde la mal llamada patria grande y liderizados por Raúl Castro negocian“cuotas de poder” que garanticen la gobernabilidad, con exclusión de la oposición que nutrida de líderes locales, sin embargo la mesa queda servida para disputarse en la arena política por la opinión pública, sobretodo porque no habrá un Chávez reconociendo errores sino serán los ejecutores ineficientes de la políticas  públicas y será el liderazgo de la eficiencia que comenzara a marcar la pauta y exigir acciones a favor de la colectividad.

El segundo escenario,  la ruptura chavista y la necesidad de entablar diálogo con una oposición heterogénea con vocación de poder, y el cual exhorto reunificar estrategias, con reglas claras y sobretodo un llamado a “pasarle la mano” a quienes han sido derrotados en primarias y las regionales. El oficialismo fraccionado tendrá armas para promover la división definitiva de la MUD y lograr un acuerdo de gobernabilidad con un factor, sin embargo, estoy convencido de que la oposición irá en un bloque unitario a la concertación por la estabilidad del país.

De no ocurrir ninguno de los escenarios anteriores, la situación será tan precaria que volveremos a los instintos más básico del estado contemporáneo y sólo renacerá entre la cenizas de la institucionalidad, la única garante del resguardo de la soberanía empuñando el arma de la libertad y la democracia, con el ideal de la estabilidad de la nación, los militares en ejercicio harán su puesta en escena, y retrocedamos aún más en nuestro desarrolló como nación, porque estará comprometido las libertades.

Bien decía un amigo, la pelota está en los factores de poder y si no se aprende de los ciclos históricos, retornaremos inerte a revivir episodios pero con variables modernas que la harán parecer distintas. En las buenas de Dios, a él mi fe de que se elegirá el camino que nos harán un mejor pueblo.