Misa de la Divina Pastora se oficiará en la entrada del pueblo

Foto: Archivo

Misa de despedida de Santa Rosa de la Divina Pastora se oficiará por primera vez en el arco de entrada de este pueblo, santuario de la Virgen, situado en la avenida intercomunal Barquisimeto-Cabudare, anunció el párroco de la iglesia de Santa Rosa, Pablo Fidel González.

Indicó que “este año realizaremos la misa de despedida de la Virgen en la avenida que da acceso al pueblo y no al frente de la iglesia de Santa Rosa, como un homenaje al Año de la Fe, como fue proclamado el 2013 por parte del Papa Benedicto XVI, el pasado 11 de octubre”.

La misa está prevista para las 9:00 de la mañana, luego de que la virgen salga de la iglesia en medio del toque de campanas, cantos, alabanzas, aplausos y lanzamiento de flores por parte de los feligreses, como es la costumbre, en la tradicional procesión, que recorrerá 7,5 kilómetros desde el pueblo de Santa Rosa hasta la Catedral de Barquisimeto, con la Virgen sobre los hombros de su pueblo.

Luego de la salida de la iglesia la imagen de la Virgen recorrerá la angosta y larga callejuela principal de Santa Rosa, de 100 metros de longitud aproximadamente, hasta llegar al arco de entrada del poblado y a la avenida intercomunal, donde se oficiará la misa central de despedida.

El sacerdote González señaló que el oficio religioso en la avenida “dará la oportunidad de que una mayor cantidad de personas presencien la eucaristía en vivo”, antes de la partida de la imagen de la Virgen, en su multitudinario peregrinaje para el cual se espera que acudan este año 3.000.000 de personas aproximadamente.

El peregrinaje de la Divina Pastora es la manifestación religiosa más multitudinaria de Venezuela y una de las más grandes de América Latina, junto a las actividades que en honor a la Virgen de Guadalupe se realizan en México.

Se trata de una procesión que se efectúa de la iglesia del pueblo de Santa Rosa, ubicado entre Barquisimeto y Cabudare, hasta la catedral de la capital larense.

Este trayecto, que lo transita la Virgen sobre los hombros de su pueblo, se inicia cerca del mediodía de cada 14 de enero y culmina a primeras horas de la noche en la Catedral de Barquisimeto.

El peregrinaje es acompañado por cantos, alabanzas y plegarias por parte de los feligreses. Muchos cumplen promesas vestidos de pastores y nazarenos. Algunos caminan descalzos, mientras otros lo hacen hasta de rodillas. AVN