Areperas tratan de “sobrevivir” ante falta de harina precocida

(foto América Urbano)

Los dueños de las areperas no las tienen fácil. Conseguir la harina precocida, la margarina y hasta las proteínas  para los rellenos de las arepas se ha convertido en un tormento. eltiempo.com.ve

Aura Chafarela, trabajadora de La Gran Arepa en el mercado municipal de Puerto La Cruz, reconoció que tuvieron que aumentar los precios del alimento típico, entre Bs 3 y 5, debido a que hora deben pagar más para poder comprar los ingredientes. “Mi papá es  el que anda rastreando la harina en cuanto supermercado consigue”. La unidad la venden entre Bs 15 y 30, dependiendo del relleno.

Un puesto de Chorrerón, en Guanta, tampoco han cerrado. Luisa Cardozo aseguró que hacen “las mil y una cosas” para atender a sus clientes.

“No sé dónde consiguen la harina. En mi casa teníamos una semana sin comer arepas, porque no conseguimos el producto. Cuando vi que el negocio estaba abierto, me detuve para matar el antojo”, dijo José Emilio Mendoza, mientras llevaba cinco unidades  a su familia que aguardaba en el  carro.

Cardozo maneja el negocio desde hace 30 años y “nunca” había visto una escasez “tan grande” del maíz procesado. “La paca que trae 20 kilos la están vendiendo en Bs. 400, cuando antes costaba menos de 100. Compro al que me traiga, no puedo hacer nada. Debo trabajar”.

En la arepera del Paseo Colón, en Puerto La Cruz, Jorge Valeri explicó que siempre han procurado tener un stock de harina para poder funcionar durante contingencias. Actualmente laboran gracias a esa reserva. El problema mayor lo han tenido con otros productos, como el pollo.    “Allí sí hemos pagado sobreprecio”.

También afectados

Desolado lucía El Arepazo de El Tigre, ubicado en la avenida España. La falta de harina de maíz y de otros productos ha hecho que merme la clientela, aseguró el propietario del negocio, Kier Hazima.

“Aquí no hay harina, no hay azúcar no hay aceite, no hay nada”, dijo el comerciante.

Destacó que actualmente cuenta con muy poca harina, la cual    consigue a precio elevado en el mercado. Antes de la crisis, compraba el bulto del maíz en polvo  en Bs  300, ahora ha pagado hasta  Bs 450.

“Vendo lo que tengo, cuando se acaba no se puede hacer más nada. Yo creo que ni en las casas las personas pueden hacer arepas”, mencionó Hazima, quien también tiene problemas para conseguir el pollo que vende a la broster.

A pesar de la situación, el comerciante aseguró que no ha tenido que incrementar el costo de la arepa. Aún la mantiene en Bs 30,   sin importar el relleno.

A manera de chiste,  acotó que desde “que se enfermó el presidente Hugo Chávez no hay nada. Antes cuando estaba aquí regañaba a la gente y aparecían los productos”.

Uno de los pocos clientes que llegó al lugar, Juan Castillo, dijo que tenía días sin comer arepas, porque se les ha hecho difícil conseguir harina para su hogar.

“Tenía ganas de comerme una arepa de carne mechada y vine, pero sale más económico comértela en la casa”.

En Anaco, “Tostadas El Planeta”  no ha bajado la santamaría, a pesar de la escasez de materia prima.

La empleada de mantenimiento señaló   no poseer información sobre los proveedores, pero destacó que mantienen su puertas abiertas a la clientela   igual que siempre.  “Abrimos diariamente a las 5:00 pm y el negocio permanece   abierto durante la noche y la madrugada”.