Blatter insiste en que no se deben abandonar las canchas por insultos racistas

Foto: Archivo

El presidente de la FIFA, el suizo Sepp Blatter, insistió este lunes en Londres en que dejar la cancha ante los insultos racistas no es la mejor solución para el problema, retomando sus declaraciones hechas en Dubái hace poco más de una semana.

Kevin-Prince Boateng, jugador del AC Milan de origen ghanés, abandonó un partido amistoso con un equipo de divisionales inferiores días atrás al ser blanco de gritos racistas. Según Blatter, se equivocó en su decisión, pero asimismo reiteró que apoya fervientemente la lucha contra los gestos de racistas fanáticos en el fútbol.

“Lo hizo para llamar la atención. Pero, ¿retirarse? No, no creo que ésa sea la solución (…) No creo que uno deba abandonar (la cancha). Este tema es muy delicado, pero repito que que hay tolerancia cero al racismo en los estadios. Luchamos contra esto”, dijo el suizo respecto a Boateng en Dubái.

“La única solución es ser muy duros con las sanciones, que deben ser una reducción de puntos o algo similar”, había añadido el máximo directivo del fútbol mundial.

Este lunes insistió sobre las sanciones, aunque también mostró un poco de escepticismo.

“Creo que todo esfuerzo ha sido insuficiente para erradicar por completo el racismo en el fútbol”, dijo Blatter a Sky Sports News. No obstante, dijo que en Gran Bretaña se han dado ejemplos recientes para hacerlo, y que “el control y la educación” son fundamentales.

En un intento más en su postura contra el racismo, la semana pasada la FIFA impuso a las federaciones de Bulgaria y Hungría que sus equipos jugaran un partido a puertas cerradas como respuesta a los incidentes de racismo que involucran a sus fans.

“Creo que una solución más radical sería la deducción de puntos. Esto tendría un impacto mayor que cualquier otra sanción”, dijo. “Para quien ya ha disputado un partido a puertas cerradas es una advertencia”, añadió.

Aunque muchos jugadores, como el defensa Rio Ferdinand del Manchester United y Patrick Vieira, del Arsenal, elogiaron a Boateng por su actitud, Blatter insiste en que la solución no es abandonar el campo de juego.

Además, respecto al problema inglés, comentó que desde el Mundial de 1966 hay demasiados jugadores extranjeros en Inglaterra, mientras que en otras selecciones, como España, Italia y Alemania, el 80% de sus integrantes juegan en su propia liga. Éste sería el motivo por el que Inglaterra no aumenta su nivel, según el responsable.

AFP