Pdvsa duplicó importaciones de combustibles durante 2012

Las cifras preliminares oficiales, así como los reportes internacionales en materia de hidrocarburos, señalan que Petróleos de Venezuela tuvo un ligero incremento en su producción durante 2012, pero está lejos de los niveles y de aumento de capacidad que se había anunciado hace más de un año sobre los 3,1 millones de barriles por día. En organismos internacionales, por el contrario, más bien predomina los números que señalan un estancamiento y problemas en sus actividades comerciales.

ANDRÉS ROJAS JIMÉNEZ/El Nacional
Los números de producción que el Gobierno entregó a la Organización de Países Exportadores de Petróleo indican que hasta noviembre del año pasado se extraían 2,8 millones de barriles diarios, que es el mismo volumen que se reportó a finales de 2011. Incluso, la data suministrada advierte que durante el primer trimestre de 2012 hubo un ligero declive que colocó la producción en el rango de 2,7 millones de barriles por día.
Además, el año pasado se incrementaron las importaciones de combustibles por parte de Pdvsa, sobre todo después de la explosión de la refinería de Amuay, situada en el estado Falcón, a finales de agosto. De acuerdo con datos de firmas energéticas, Pdvsa importó un promedio anual de 139.300 barriles diarios entre enero y octubre del año pasado, lo que implica que una variación de 109% con respecto al volumen de compras de 2011 de 66.600 barriles.
“Pdvsa tuvo que gastar 6,1 millardos de dólares el año pasado para importar productos derivados del petróleo y esa cantidad supera lo que recibe el país por exportaciones no tradicionales que, según el Banco Central de Venezuela, fue 3,7 millardos de dólares”, dice Orlando Ocho, economista y consultor de compañías energéticas. “La economía que le toca administrar al vicepresidente Nicolás Maduro no sólo es monodependiente de un solo rubro sino que encima ahora se tiene que importar parte del único producto en el cual Venezuela es competitiva”, acota.
El experto advierte que esta situación agrava las finanzas de Pdvsa que previamente al accidente en Amuay afrontaba problemas en su flujo de caja por las transferencias de dinero al Gobierno, tanto por el cobro de impuestos como las transferencias sociales, las cuentas por cobrar por la factura a los países de Petrocaribe y Cuba; la pérdida por el subsidio en el precio de la gasolina, y los suministros de productos refinados y crudo a China que se utilizan para amortizar los préstamos otorgados a Venezuela por parte del banco de desarrollo de esa nación asiática.

La Siembra espera. Organizaciones internacionales reconocen un cambio en la orientación de Pdvsa en cuanto a darle prioridad al plan de inversión, aunque con las limitantes que afronta por el gasto que debe destinar a programas sociales en detrimento de sus propias inversiones.
“La empresa hizo un esfuerzo enorme para elevar la producción el año pasado en medio de las elecciones y se estima que la producción se ha mantenido estable en torno al nivel de 2,9 millones de barriles diarios”, comenta Anne Milne, analista del Bank of America-Merryll-Lynch.
“Esto representa una disminución gradual de la producción de la propia de Pdvsa en los últimos cinco años, y una producción básicamente sin mayor variación por parte de las empresas mixtas durante el mismo periodo de tiempo”, agrega.
Menciona que los gastos de capital para el año pasado estaban entre 18 millardos y 20 millardos de dólares. Si bien Pdvsa no ha presentado su monto definitivo, en todo caso se considera que no resulta suficiente para los proyectos que se tenían de elevar la capacidad de producción a 3,5 millones de barriles por día.
“Este nivel de gasto de capital ha sido suficiente para permitir a Pdvsa mantener la producción, pero no para aumentarla en línea con el plan estratégico de la compañía”, acota esta institución.
Los proyectos de Pdvsa, sin embargo, entre el que se incluía el plan extraordinario de inversión planteaban que la capacidad de producción aumentarían en un solo año de 3 millones a 3,5 millones de barriles por día.

El desplome en refinación
Las cifras del Banco Central de Venezuela sobre el comportamiento de la economía en 2012 señalan que el sector de hidrocarburos tuvo un crecimiento de 1,4% durante el año pasado que, según las autoridades de este organismo, el porcentaje no es mayor debido a que Venezuela se ajusta al cumplimiento de las cuotas de la OPEP.
Solamente en extracción de crudos se logró un repunte de 1,8% pero este salto se tuvo que enfrentar a la contracción de 0,8% que se regisró en el sector de refinación debido a la tragedia de la refinería de Amuay, que representa 49,5% de la capacidad de procesamiento de crudos que existe en el país.
De acuerdo con estos datos, los informes que se tienen sobre Pdvsa señalan que esta caída en la actividad refinadora se mantendrá durante el primer trimestre de 2013 y sólo podría verse alguna recuperación en la segunda mitad del año.

Las Cifras
103,42 dólares por barril fue el precio promedio del petróleo venezolano durante el año 2012, lo que constituye el nivel más alto en la historia del país
197.900 barriles por día sumaron las importaciones de combustibles solamente en octubre de 2012 según la data que recoge el economica Orlando Ochoa
750.000 barriles por día de combustibles consumen diariamente en el país, lo que arroja pérdidas para Pdvsa principalmente por el subsidio a la gasolina