Señales de que estás con un mujeriego

Mientras que algunos hombres tienes la reputación de ser mujeriegos, hay otros que lo disfrazan muy bien. No hay nada de malo en dar el beneficio de la duda a las personas, pero es muy importante que prestemos atención para que no terminemos con un chico al que le interesan todas las mujeres del mundo.

Contexto.com.ar

Te invitamos a conocer las seis señales de que es un mujeriego:

-No le gusta que lo visites sin avisar
O que lo llames. Si se pone inmediatamente a la defensiva o se porta extraño, cuidado. Podría estar con otra chica y no va a querer tener que darte explicaciones o a ella.

-Interés a medias
Cuando le interesas a un chico, planeará cosas y las llevará a cabo. Cuando te encuentras con un mujeriego discreto, sólo se va a interesar en ti cuando te tenga en frente. Cuando no hace planes contigo y sólo demuestra interés si se topan por casualidad, no está siendo sincero.

-No para de enviar mensajes
Los mujeriegos discretos te hacen creer que tienes su completa atención, pero si no deja de distraerse con los mensajes que le llegan al celular, puede ser señal de que su atención está dividida entre dos chicas. Además, ¿quién quiere estar con alguien que no suelta su teléfono?

-No has conocido a sus amigos
Este es una señal muy importante. Si está saliendo con un montón de chicas, no te va a presentar a sus amigos, porque existe la oportunidad de que uno de ellos hable de más. Además, sencillamente demuestra que no está comprometido con la relación, como para incluirte en su vida.
Pero no exageremos, si no te ha presentado a los dos días de salir no hay que volverse loca, si llevan meses de relación, la respuesta es obvia.

-Contesta las llamadas lejos
Si pasa una o dos veces, se entiende por completo. Pero si un chico sale de la habitación para contestar una llamada, y sabes que no es nada de trabajo, o no deja de checar el celular y de desviar llamadas, definitivamente hay problemas.

-Sientes que no está bien
No tengas miedo de escuchar a tu interior. Tus instintos, por lo general, perciben cuando algo no está bien, pero muchas veces hacemos caso omiso a esas cosas y sólo nos enfocamos en “lo bueno”. Si todo parece muy sospechoso, seguro lo es.