Escándalo por este hombre que cayó del cielo

 

 

 

Los vecinos del barrio de Mortlake, en el oeste de Londres, vieron quebrada la tranquilidad matutina de su domingo con la aparición de un cadáver en la acera de Portman Avenue, cerca de una tienda de conveniencia, otra de lencería y una más de remedios médicos chinos.

De pijamasurf.com

Al principio, como suele ser la deducción más inmediata, se pensó que se trataba de una víctima de asesinato, un hombre que tuvo el infortunio de ser muerto en ese sitio. Sin embargo, el análisis posterior del cuerpo reveló circunstancias francamente imprevistas.

De acuerdo con el peritaje, el hombre había sufrido una caída libre, probablemente de un jet que transitaba en dirección al aeropuerto cercano de Heathrow.

El cuerpo no traía consigo identificaciones de ningún tipo, salvo por su propia apariencia: un adulto de origen africano, de entre 20 y 30 años, de jeans, tenis y una sudadera gris, quizá de Angola porque se tiene registro de un avión proveniente de dicho país que aterrizó en Heathrow. Sin embargo, más allá de eso, poco o nada se sabe más sobre el asunto.

Los vecinos, por supuesto, dan testimonio de su horrorosa sorpresa. Otros, en especial una pequeña comunidad de angoleños que residen en la zona, se reunió para alzar oraciones por el difunto y colocar una ofrenda floral.

“Pienso, ¿de qué estaba huyendo? ¿Qué le hizo pensar que podría? ¿Cómo lo sabrá su familia? Ahora es un alma perdida, su padre y su madre probablemente estén esperando que se ponga en contacto”, declaró una de las vecinas.