Lance Armstrong, el más reciente miembro del listado de ídolos caídos

Foto: Archivo

El exciclista estadounidense Lance Armstrong, que este jueves se espera confiese detalles de las maniobras de dopaje con las que obtuvo sus grandes triunfos, se ha convertido en el miembro más reciente de la lista de ídolos caídos por tramposos.

El 10 de octubre de 2012, y tras una investigación de casi dos años, un amplio y documentado informe de la Agencia Antidopaje Estadounidense (USADA en inglés), echó por tierra el mito del ‘Tejano de Hierro’ y le convirtió de héroe nacional en villano universal.

La USADA acusó a Armstrong de haber montado a su alrededor “el programa de dopaje más sofisticado de la historia del deporte”. Once días más tarde, la Unión Ciclista Internacional aprobó la decisión de la USADA y le despojó de sus siete victorias en el Tour de Francia.

También acompañaron a Armstrong en este descenso a los infiernos sus antiguos compañeros de equipo, Floyd Landis y Tyler Hamilton, cuyos testimonios echaron a rodar la bola de nieve que arrasó con su ‘jefe’.

Tras las revelaciones de Landis y Hamilton, la USADA sólo tuvo que tirar de la madeja para incluir entre sus testigos de cargo a otros 15 excompañeros de Armstrong, que conocían sus actividades de dopaje, seis de los cuales estaban activos en 2012.

Los estadounidenses Levi Leipheimer, Christian Van de Velde, David Zabriskie, Tom Danielson, George Hincapie y Michael Barry recibieron benignas suspensiones de seis meses a cambio de sus testimonios de inculpación contra el tejano.

Armstrong se une así a otros famosos que decidieron acortar camino para conseguir sus victorias, en una especie de Salón de la Infamia.

Salón de la Infamia

Los compañeros “ilustres” de Armstrong en el Salón de la Infamia:

Ben Johnson – El velocista canadiense forjó su título del hombre más rápido del planeta gracias a un avanzado programa de uso de esteroides, lo que le permitió ganar la final de los 100 m en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 con récord del mundo de 9.79 segundos. Atrapado en su mentira tras encontrarse trazos de estanozolol en sus muestras de orina, fue descalificado y suspendido por dos años.

Marion Jones – Como el caso de Armstrong, la ex reina estadounidense de las pistas nunca dio positivo al doping. Jones, y otros renombrados atletas, lograron por años eludir los controles gracias al uso de nuevas sustancias dopantes elaboradas por los tristemente célebres laboratorios BALCO de San Francisco. Jones fue despojada de las tres medallas de oro y dos de bronce que ganó en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, tras admitir en 2007 que se dopó, e incluso pasó un tiempo en prisión al haber mentido a investigadores federales de su país.

Tim Montgomery – El ex novio de Marion Jones y padre de su primer hijo, llegó a ostentar el récord del mundo en los 100 m con 9.78 segundos en 2002, pero dos años después dio positivo en un control para las clasificaciones de Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, y fue suspendido por cuatro años y privado de todos sus triunfos y marcas. Actualmente cumple condena en una cárcel de Alabama por posesión y venta de heroína y falsificación de cheques.

José Canseco – Jugador Más Valioso de la temporada en 1988 y primero en ingresar en el exclusivo Club 40-40 (40 jonrones y 40 bases robadas en una temporada), el pelotero cubano José Canseco es considerado el “padre de los esteroides” en el deporte estadounidense. Fue el primero en implementar un programa planificado del uso de sustancias para mejorar el rendimiento, y autor de un polémico libro en el que destapó el escándalo de los esteroides en el béisbol. Nunca fue atrapado porque no fue hasta la década del 2000 cuando las Grandes Ligas de implementaron un riguroso programa antidopaje.

Barry Bonds – Líder de jonrones de todos los tiempos, con 73 en la temporada 2001, posee además el récord absoluto de cuadrangulares en Ligas Mayores (762) y fue seis veces Jugador Más Valioso de la Liga, pero su reputación quedó manchada al vincularse su nombre al escándalo del caso BALCO. Todavía está bajo investigación por posible uso de sustancias para mejorar su rendimiento.

Roger Clemens – Lanzador de las Grandes Ligas que ganó seis premios Cy Young y más de 300 partidos ganados. Fue acusado de perjurio por mentir ante un jurado federal sobre su uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento, y aunque fue declarado no culpable, su reputación se ve empañada desde entonces.

Diego Armando Maradona – El argentino Maradona tuvo en su carrera frecuentes tropiezos con las drogas, lo que le causó varias suspensiones y hasta una condena de dos años de prisión en suspenso, en 1991, por posesión de cocaína. En el Mundial de 1994 dio positivo a la efedrina, y aunque alegó que la había tomado por error, fue expulsado del evento y suspendio por 15 meses. Rehabilitado de las drogas, hoy hace carrera como entrenador de fútbol, y dirigió a la Selección Albiceleste en el Mundial de Sudáfrica-2010.