Las ratas se comen la conexión a internet de Ayuntamiento español


Deberá reponerse medio kilómetro de cable de fibra óptica

Las ratas se han comido la conexión a internet que utiliza el Ayuntamiento de Teruel, un enlace de cable de fibra óptica que conecta las dependencias municipales con el edificio de la Delegación del Gobierno aragonés en la capital turolense, en Aragón, España, informa abc.es.

El domingo se detectó la avería y, tras ponerse manos a la obra los equipos técnicos de reparación, comprobaron que el origen de la misma era que el cable estaba comido por las ratas. Literalmente, los roedores habían seccionado y digerido el cableado. Su particular festín se lo dieron en varios puntos del cableado de ADSL, en tantos que habrá que sustituir por completo medio kilómetro de conexión subterránea.

El cable va por conducciones canalizadas por el subsuelo de la capital turolense, entre la Casa Consistorial y la Delegación provincial del Gobierno aragonés.

La acción de las ratas ha afectado a los servicios municipales, que perdieron la conexión con internet el lunes, hasta que pudo ser sustituida provisionalmente por un enlace ordinario por ADSL. Eso sí, mucho más lento que el anterior y con prestaciones limitadas para lo que necesitan algunos departamentos. Incluso el acceso ciudadano a ciertas áreas del portal que el Ayuntamiento tiene en internet se ha visto afectado.

Esto se ha producido sólo unos días después de que la directiva de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Teruel pidieran al Ayuntamiento un refuerzo de los programas de desratización. Esta coordinadora vecinal considera que se ha apreciado una preocupante proliferación de estos roedores en algunos puntos de la capital, como en el casco histórico.

Hace días fue detectado un nido de ratas en uno de los contenedores soterrados, situado en la plaza de la Catedral.

El concejal turolense de Limpieza, Segundo Pascual, ha afirmado a ABC que «se está haciendo un seguimiento», se han intensificado las medidas de control y «parece» que se va reduciendo la población de ratas. «Se están vigilando las conducciones subterráneas, las tapas que hay en el suelo y se están echando produtos para erradicarlas», ha indicado.