Al menos 34 secuestrados y 15 islamistas muertos en el bombardeo de planta de gas argelina

(Foto Afp)

Al menos 34 secuestrados y 15 islamistas han muerto tras el bombardeo que el ejército argelino efectuó hoy contra la planta de tratamiento de gas donde se encuentran los rehenes, informó hoy la agencia mauritana privada ANI que cita uno de los secuestradores.

“Vamos a retener al resto de los rehenes y los mataremos si el ejército argelino se acerca”, dijo a la agencia mauritana, vía telefónica, el portavoz del grupo, que añadió que el jefe del comando, identificado como Abulbaraa, figura entre los muertos.

Abulbaraa ha sido el que ha ejercido de portavoz del grupo en las pasadas horas.

El nuevo portavoz, cuya identidad se desconoce, explicó que los secuestradores trataban de transportar a un lugar más seguro a parte de los rehenes, a bordo de vehículos de la sociedad que gestiona los yacimientos de gas, cuando la aviación argelina bombardeó el convoy.

Se ignora la nacionalidad de los rehenes que según el portavoz han fallecido.

El secuestrador no hizo ninguna alusión a la huida de treinta de los rehenes argelinos del lugar del secuestro, una información que proporcionaron fuentes oficiales argelinas sin precisar el número total de sus nacionales que permanecen todavía en manos de sus captores. EFE

Más temprano

Treinta rehenes argelinos lograron escaparse este jueves de la planta de gas de Argelia donde permanecían secuestrados desde la madrugada del miércoles, anunció la prefectura (Wilaya) de Illizi.

“Treinta trabajadores argelinos consiguieron escaparse el jueves de la planta de gas de Tinguentourine (40 km de In Amenas), donde estaban retenidos como rehenes desde el miércoles por un grupo terrorista armado”, afirmó esta fuente, citada por la agencia de prensa APS.

El miércoles habían sido liberados algunos rehenes argelinos, sin que se sepa cuántos.

Los secuestradores, miembros de un grupo vinculado a Al Qaida, aseguran tener en su poder a unos cuarenta extranjeros y piden el cese de la intervención militar francesa en Malí.

El ejército argelino rodea esta planta de gas del centro este de Argelia explotada por las compañías BP, Statoil y Sonatrach.

Afp