Han asesinado a 5 periodistas en lo que va de año

ARCHIVO

La muerte hoy de dos periodistas en Alepo (Siria) y Mogadiscio (Somalia) eleva a cinco el número de informadores asesinados en el cumplimiento de su trabajo en 2013, según los datos del Comité de Protección a los Periodistas (CPJ).

El somalí Abdihared Osman Aden, reportero de la red local de medios Shabelle, murió hoy tiroteado por tres desconocidos cerca de su casa en Mogadiscio, mientras que el francés de origen belga Yves Debay falleció por los disparos de francotiradores en la ciudad siria de Alepo, informaron hoy los grupos opositores.

Los otros tres informadores fallecidos en lo que va de año murieron a consecuencia del atentado con una bomba perpetrado el pasado día 10 en la localidad paquistaní de Quetta.

Según los datos del CPJ, con sede en Nueva York, en 2012 perdieron la vida 101 periodistas, la cifra más alta desde que esta organización comenzó su recuento de víctimas, en 1992.

Del total de muertos el año pasado, 70 profesionales murieron mientras cubrían enfrentamientos armados o fueron asesinados por los contendientes de un conflicto, mientras que el CPJ no ha podido confirmar las circunstancias en las que murieron los otros 31.

A esta cifra hay que sumar la muerte de dos personas que no eran periodistas pero trabajaban para los medios de comunicación.

Siria, con 33 muertes, fue el país en el que más periodistas perdieron la vida durante 2012. Del total, 28 murieron por su trabajo, según el CPJ, que no pudo aclarar como perdieron la vida los otros cinco periodistas fallecidos.

Desde que en marzo de 2011 comenzó la revuelta contra el régimen de Bachar El Asad, treinta y cinco periodistas han muerto en Siria, ya que en 2011 perdieron la vida otro dos. A ellos hay que sumar una persona que trabajaba para los medios de comunicación, que murió en 2012.

Somalia siguió a Siria como país más peligroso para ejercer el periodismo en 2012, ya que, según el CPJ, 14 periodistas murieron en este país africano el pasado año, doce por su trabajo, y otros dos por motivos sin confirmar.

Desde 1992, según el Comité de Protección a los Periodistas, han fallecido 48 informadores en Somalia.

Otros lugares donde ejercer el periodismo implicó grandes riesgos en 2012 fueron Pakistán, con siete víctimas, o Brasil, Filipinas y México, países en los que murieron cinco informadores.

Según el recuento del CPJ, un total de 968 periodistas han muerto por causa de su trabajo en diferentes conflictos en el mundo desde 1992. Irak, con 151, fue el país en el que se registraron más víctimas, seguido de Filipinas, con 73, y Argelia, con 60. EFE