Niño de 8 años murió tras sufrir una herida por arma de fuego en la cabeza

(Foto News Report)

Una desgracia arropó a la familia Talaat López. Uno de sus hijos, de 8 años, murió tras sufrir una herida por arma de fuego en la cabeza.

Ante el hecho existen diversas versiones. Sus padres, Yanitza y Saheli Hamze, indicaron ante las autoridades que ellos estaban terminando de almorzar cuando escucharon la detonación. En un principio pensaron que se trataba de un fosforito, pero a los pocos segundos, su hija menor, de dos años, comenzó a llorar, y al correr encontraron a Junior en uno de los cuartos de la vivienda que funciona como depósito con una herida en la cabeza.

Maisdulin Younis/Correo del Caroní

La pareja llevó al niño a la Clínica Manuel Piar, donde a los pocos minutos le informaron que el pequeño había ingresado sin vida. Según los galenos, Saheli, al llevarlo, les indicó que se había golpeado con una cabilla y luego se retiraron del centro de salud.

Representantes de la Policía del estado Bolívar (PEB) acudieron a la residencia, en la casa 4 de la carrera 17 del sector Primero de Mayo, en San Félix, donde la familia de Junior no les permitió el paso para el resguardo de la escena del suceso.

Funcionarios del Cicpc retiraron el cuerpo de la emergencia de la clínica y luego fueron a la vivienda para realizar los primeros trabajos de investigación. Todo apunta a que se trató de un accidente cuando el pequeño estaba manipulando el revólver de su padre.

Junior estudiaba tercer grado en el colegio San Juan Apóstol, situado en esa misma comunidad. Según los vecinos del sector se trataba de un niño “brillante en sus estudios y era la luz de esa casa, al igual que su hermanita”.