Stalin González se solidarizó con el padre que golpearon en Carucuao

Foto: Archivo

El diputado Stalin González junto con el equipo de Caracas del partido Un Nuevo Tiempo, participaron de una reunión con el párroco de la Iglesia San Martín de Porres  y la comunidad de Caricuao por los hechos de violencia acontecidos en días pasados.

Después de una extensa conversación con el sacerdote Marcos Rovayo, víctima de las agresiones, y con la comunidad el diputado se comprometió en hacerse eco de las exigencias que le fueron planteadas,  “es necesario que se le coloque alumbrado a la iglesia, así como también seguridad,” acotó.

La comunidad comentó que cerca de la Iglesia se registraron dos asesinatos el año pasado.

El párroco de la Iglesia  Marcos Rovayo, de 80 años de edad, relató que eran dos los asaltantes, uno de los sujetos le quitó el reloj y se fue, el sacerdote presentó heridas en los labios y un hematoma en el ojo izquierdo.

Durante el 2012 hubo 12 robos, “se llevaron 30 sillas la última vez, nosotros sentimos el robo, pero por seguridad no actuamos,” añadió el Sacerdote.

El diputado González acotó que “esta es una muestra más de la grave situación que a diario vivimos los caraqueños, la inseguridad es el principal problema de los venezolanos, es por ello que hacemos un llamado a las autoridades competentes, es necesario tomar cartas en el asunto.”

Asimismo destacó que los actos delictivos son un problema que se está escapando de las manos, y que dicho flagelo social se debe atender desde una perspectiva integral.

Finalmente González expresó que le harán seguimiento a la situación de la comunidad de Caricuao y enfatizó “más inversión social es lo que pedimos los caraqueños.”

Prensa UNT Caracas