Barack Obama juró para su segundo mandato como Presidente

El presidente Barack Obama juró este domingo su segundo mandato como presidente de Estados Unidos, en una breve y privada ceremonia en la Casa Blanca, un día antes de multitudinarias celebraciones públicas en Washington.

“Yo, Barack Hussein Obama, juro solemnemente que cumpliré fielmente las funciones de presidente de Estados Unidos, y que haré todo en mi poder para preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos”, dijo Obama, ante el juez de la Corte Suprema John Roberts.

 

El demócrata, de 51 años, pronunciará su discurso de asunción utilizando una Biblia perteneciente a la abuela de su esposa Michelle en un íntimo acto previsto a las 11H55 (16H55 GMT) en el Salón Azul, que sólo presenciarán su familia más cercana y algunos periodistas.

Obama, el 44 presidente de Estados Unidos, cumplirá así con la Constitución del país, que establece que los mandatos presidenciales comienzan el primer 20 de enero al mediodía posterior a las elecciones.

Antes, el mandatario depositará un ramo de flores en la tumba del soldado desconocido en el cementerio militar nacional de Arlington, donde estará acompañado por el vicepresidente Joe Biden, que jurará su cargo a las 08H00 (13H00 GMT) en una ceremonia en su residencia situada en el recinto del Observatorio Naval de Washington.

Siguiendo la costumbre cuando el acto cae en domingo, Obama volverá a jurar su cargo el lunes en una ceremonia pública en las escaleras del Capitolio, donde pronunciará su discurso inaugural frente a miles de ciudadanos.

Jornada histórica

Minutos antes del mediodía del lunes, con la mano derecha levantada y la izquierda sobre dos Biblias -una del expresidente Abraham Lincoln y otra del defensor de los derechos civiles Martin Luther King-, Obama prometerá cumplir con sus obligaciones como mandatario de Estados Unidos y defender la Constitución.

En enero de 2009, cerca de dos millones de personas se congregaron en el Mall, la inmensa explanada situada en el corazón de Washington, al no querer perderse la histórica investidura del primer presidente negro de Estados Unidos.

Este año, los organizadores calculan que la cifra de asistentes se reducirá a más de la mitad, aunque se han previsto centenares de eventos todo el fin de semana para celebrar la toma de posesión de Obama, que ganó ampliamente las presidenciales del 6 de noviembre ante el republicano Mitt Romney.

Obama inicia su segundo mandato sin la coyuntura económica del 2009 que afectó al país y con un índice de aprobación superior al 50%, pero con nuevos temas en su agenda, como la lucha contra la violencia de las armas de fuego tras la masacre en una escuela de Newtown (Connecticut, noreste) a mediados de diciembre o los problemas presupuestarios.

En política exterior, Estados Unidos sigue de cerca los programas nucleares de Irán y Corea del Norte, el auge de China, el desarrollo de la guerra civil en Siria y mantiene la lucha antiterrorista como una de sus prioridades, después de la muerte de Osama bin Laden en mayo de 2011 y los recientes ataques perpetrados por grupos vinculados a Al Qaida en el Norte de África.

Tras su discurso del lunes ante la multitud, Obama y su esposa recorrerán la Avenida Pensilvania, la arteria que une la sede del poder legislativo con la Casa Blanca, y posteriormente presidirán un gran desfile militar.

Esta jornada histórica comenzará con una misa en la iglesia de San Juan, cercana a la Casa Blanca, y terminará con el vals de investidura en el palacio de congresos de Washington, al que acudirán miles de personas y participarán conocidos cantantes como Stevie Wonder, Katy Perry y la banda de rock Soundgarden.

AFP