Golpean y luego matan a un travesti en Maracaibo

ARCHIVO

La noche prometía ser como cualquier otra para Juan Carlos Parra Valbuena, de 30 años, quien salió de su casa vestido de mujer. No era un disfraz lo que llevaba, era su vida nocturna como travesti de la avenida 5 de Julio. A las 11.00 de la madrugada de ayer encontraron su cuerpo tirado en una acera de la misma vía donde laboraba todas las noches. Una patrulla del 171 lo trasladó hasta la emergencia del Hospital Universitario de Maracaibo, donde ingresó sin vida.

Lo golpearon, arrancaron parte de su cabello lleno de extensiones. A su asesino no le bastaron los golpes que le habría dado a Parra, sin perdonarle la vida arremetió en su contra con un arma dos veces: una en su pecho y en la cabeza.

Luis Monrroy, jefe de región de la Policía científica, comentó que aún se desconoce el móvil del crimen, pero las investigaciones seguirán para esclarecer el caso.

Muy vestido

La figura de una mujer yacía en la calle. A lo lejos se podía ver que se trataba de una morena, alta y con cabello largo color negro, ese día llevó puesto unas sandalias altas negras, de las cuales resaltaba el tacón dorado. Bajo su ropa vistió fajas y capas sobre capas de ropa interior para disimular su hombría.

Sus dedos parecían recién pintados, eran de color rojo, mientras su rostro aún conservaba rastros del maquillaje que usó la noche en la que tuvo que enfrentarse cara a cara a su asesino. En su brazo derecho conservó las pulseras plateadas. De su cartera no quedó rastro, su atacante se la habría llevado con él, presuntamente dentro de ella se encontraba la cédula de identidad del occiso.

El bosquejo de mujer era el hermano de Diany Parra, quien con lágrimas asumió la terrible sensación de saber que era él, su hermano el trasvesti que mataron a sangre fría. Sabía poco de lo que le pudo pasar a su familiar, no tuvo comunicación con él desde el día anterior al asesinato. Dijo que no conocían de algún posible enemigo.

La familia no quiso hablar, se enteraron de lo sucedido a las 4.30 de la tarde. Se conoció que el hombre era soltero. Residía con una hermana en la casa número 91-59 de la avenida Padilla, detrás de empanadas El Famoso. Era el tercero de cuatro hermanos.

 

Texto diario La Verdad