Mujica encabezará delegación del Mercosur en busca de acercamiento con la UE

FOTO EFE

El gobernante uruguayo, José Mujica, en su calidad de presidente pro témpore del Mercosur, encabezará la delegación del bloque que se reunirá el próximo fin de semana con autoridades europeas en Chile, en el marco de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea (CELAC-UE) para un ansiado acuerdo comercial bilateral.

Así lo anunció hoy el ministro de Exteriores uruguayo, Luis Almagro, al finalizar la primera reunión del año de Mujica con su Consejo de Ministros.

Mujica obtuvo ya la venia del Senado uruguayo para esta misión y para participar de forma general en la cumbre, por lo que tiene previsto partir hacia Chile el día 25 de este mes.

El Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay (suspendido desde junio de 2012) y Venezuela.

El encuentro entre los presidentes del Mercosur y las autoridades de la Unión Europea será una de las reuniones paralelas a la cumbre, que se celebrará entre el 26 y el 27 de enero en Santiago de Chile.

Mujica es de los que consideran que la crisis en Europa puede dar ventaja al Mercosur en la mesa de negociación.

“Por la situación en Europa, probablemente se presentó la paradoja de que existan condiciones para intercambiar y negociar como no las hubo en el pasado”, dijo Mujica el pasado diciembre antes del comienzo de una cumbre del Mercosur en Brasilia.

En opinión del jefe de Estado uruguayo, “ahora probablemente hay un clima más favorable” para superar los obstáculos.

Paradójicamente el Mercosur, con el que la UE inició su acercamiento a América Latina a inicios de los años 90, es la única de las organizaciones subrregionales latinoamericanas que no ha logrado concretar un acuerdo con los europeos, fundamentalmente por las discrepancias en torno de los subsidios agrícolas.

Sin embargo, ambas partes han señalado su esperanza de lograr sacar del atolladero las negociaciones en Santiago.

“La cumbre no es un sitio donde se negocien acuerdos bilaterales, pero sí que va a permitir contactos suficientes para que se puedan discutir cuáles son los puntos de bloqueo” en la negociación con Mercosur, ha apuntado, por su parte, el embajador europeo en Chile, Rafael Dochao Moreno.

El pleno del Parlamento Europeo (PE) lamentó la pasada semana la lentitud de las negociaciones del acuerdo de asociación entre la UE y Mercosur más de dos años después de la reapertura oficial de las conversaciones.

La Eurocámara instó por ello a las partes a hacer “gala en las negociaciones de una motivación política suficiente” y “de un apoyo político significativo para realizar un intercambio de ofertas suficientemente ambiciosas en relación con el acceso al mercado de bienes, servicios e inversiones y los demás aspectos del capítulo comercial del acuerdo”. EFE