Arrestaron al superhéroe de Argentina, “Menganno”

Foto: Archivo

“Menganno”, una suerte de superhéroe argentino que busca prevenir el delito en la periferia sur de Buenos Aires, quedó imputado por portación de armas tras denunciar que auyentó a tiros a supuestos delincuentes, informó el miércoles una fuente policial.

Este personaje que se había hecho mediáticamente conocido en 2010 y que se pasea enmascarado para ocultar su identidad, resultó ser Oscar Lefosse, de 43 años, un exoficial de la Policía Federal (PF) que prestó servicio entre 1986 y 1996 y cuyo permiso de porte de armas estaba vencido hacía un año.

“Menganno” denunció el lunes que tres delincuentes intentaron asaltarlo mientras viajaba junto a su mujer en auto y dijo haberse defendido disparándoles desde adentro del vehículo con su pistola Glock calibre .40, en respuesta a un supuesto ataque a tiros.

En Facebook, donde se presenta como “Menganno, Tu super Héroe” y tiene más de 33.000 seguidores, el expolicía publicó una fotografía de su auto baleado y asegura que él también fue blanco de disparos.

“No estoy loco, me siento protegido por mis buenas acciones”, dijo.

Según las pericias, el parabrisas y el parante delantero derecho del automóvil presentaban 14 balazos pero los tiros provendrían todos del interior del auto, dijo un jefe policial citado por la agencia Telam.

“Podría haber matado a un vecino, a un inocente, es un irresponsable”, advirtió la fuente.

En una entrevista con la AFP en 2010, “Menganno” se describía como “un superhéroe real, de carne y hueso. Mi objeto es que todos seamos más buenos y solidarios. La injusticia me pone mal”.

Aseguraba entonces que a modo de defensa sólo llevaba una linterna grande, una brújula y un agresivo gas pimienta en spray pero decía tener un negocio “vinculado con la seguridad” que no quiso precisar.

“No ando en la calle armado, el arma la tengo en mi casa”, repitió este miércoles en declaraciones a la televisión.

Ahora, la imputación por portación de armas sin permiso terminó con el anonimato que mantenía escondiendo su indentidad detrás de una máscara azul y celeste, a tono con su traje y un escudo, como un “Batman” o “Capitán América” vernáculo.

AFP