Choferes se declaran en asamblea por competencia desleal de buses chinos

La activación de la ruta Transanaco en el municipio Freites, Anzoátegui, por parte de las autoridades locales sigue causando polémica entre los conductores de autos por puestos y microbuses de esta jurisdicción, quienes desde esta semana se declararon en asamblea permanente ante el incumplimiento de los acuerdos que regulan el uso de esas unidades de origen asiático, informa Mundo Oriental.

Los choferes, afiliados al Consejo Socialista de Trabajadores del Volante (Consotrama), destacan que debido a esta competencia desleal, la merma en los ingresos diarios ronda ya el 52 por ciento, a lo que suman cerca de 200 trabajadores, entre colectores y avances, desempleados desde noviembre hasta la fecha.

Recordaron que aunque el Instituto Municipal de Transporte y Vialidad (Imtv) junto a la alcaldía y el Sistema Integral de Transporte Superficial (Sitssa) acordaron la circulación de sólo 10 automotores marca Yutong, desde principios de mes se contabilizan hasta 18 de ellos en las principales rutas urbanas del municipio.

Pablo Rosas, directivo de Consotrama, señaló que “una de las primeras acciones que realizaremos como gremio ante este grave problema será elevar en los próximos días una carta tanto al Imtv como al alcalde Francisco Solórzano exigiendo la convocatoria a una mesa de trabajo mixta en la que de una vez por todas se reglamente el funcionamiento de esta nueva modalidad de traslados, evitando el perjudicar a los transportistas tradicionales”.

Rosas manifestó que “mantendremos el llamado a asamblea para de esta forma analizar las posibles acciones a seguir en caso de no obtener una respuesta concreta por parte del primer mandatario municipal”.

“Nuestra situación es bastante grave, pues a la par que nuestras ganancias se reducen, debemos hacer frente a continuos incrementos en los costos de repuestos y alimentos, lo que afecta severamente nuestras labores”.

José Hernández, presidente del organismo gremial, comentó a su vez que “en esa misiva, le exigiremos al ciudadano burgomaestre que sólo permita la circulación de diez automotores, tal como fue acordado a finales del año pasado”.

“Como trabajadores públicos, no estamos negados a los cambios, pero si pedimos que los mismos sean aplicados bajo consenso de todas las partes y no de manera unilateral, como se ha venido haciendo desde hace ya varios meses, pues sólo así lograremos un equilibrio entre todas las modalidades del transporte público urbano”.

Hernández destacó que también se solicitará que los autobuses Yutong que se mantengan en actividad “sean distribuidos equitativamente para todos los escalafones y no para unos pocos”.