Crónica Parlamentaria: Diputado del Psuv golpeó a Borges

Los ánimos se caldearon este martes en la plenaria de la Asamblea Nacional (AN), luego que el diputado Ismael García (MUD) pidió la palabra para denunciar que su colega de Primero Justicia, Julio Borges, fue “salvajemente agredido” dentro del Palacio Federal Legislativo. “El Artículo 17 del reglamento interior establece que aquí debe haber respeto, seguridad y garantía para los diputados (…) Julio Borges acaba de ser agredido de la manera más salvaje por un diputado de este Parlamento. Queremos una explicación (…) No se trata de que ustedes son más hombres o mas fuertes que nadie. Se trata de que tienen que respetar la institucionalidad. Esta no es una Asamblea del Psuv, esta es la Asamblea Nacional (…). Ustedes no nos van a amedrentar. Eso, más que ser un acto de valentía, es un acto de cobardía. Exigimos que hoy mismo se aclare esta situación”, gritó García. Pedro Carreño, jefe de la fracción del Psuv, dijo que Borges “se ha dedicado a irrespetar a funcionarios del gobierno nacional”, en
referencia a lo que el diputado de PJ le dijo al Vicepresidente Nicolás Maduro, el pasado 15 de enero. Carreño dejó ver que esta
agresión pudo ser justificada. Sin embargo, dijo que estaba de acuerdo con que se abriera una investigación. En su cuenta de Twitter, Julio Borges informó que su agresor fue Claudio Farías (Psuv/Miranda). Entre tanto, el presidente Diosdado Cabello exigió “respeto” a sus colegas de la oposición y recordó las amenazas acerca de aplicar sanciones si no reconocían al Gobierno. A sus copartidarios les pidió tener “mucha sabiduría”. “Nosotros no le vamos a poner a nuestros diputados esposas para que no actúen, perdimos mucha serenidad pero no le vamos a poner esposas ni bozal a los diputados (del PSUV), dependerá de ustedes, nosotros no queremos ningún tipo de problemas con la bancada de opositores, bastante problemas tienen ustedes (…) No estamos aquí para solucionar los problemas a golpes”, dijo.


Actuación lamentable

La diputada María Corina Machado tomó el micrófono para calificar de “lamentable” la conducta de Cabello, “al pretender justificar una acción salvaje y cobarde. El presidente de la AN está aquí para hacer respetar el Reglamento y la seguridad de los diputados. Pero si piensan que sembrando la división y amenazando nos van a callar, aquí nos van a encontrar más unidos que nunca”, aseguró. No obstante, la MUD no encontró una acción concertada, puesto que por algunos momentos se reunieron en pleno hemiciclo para definir si se iban de la sesión, en respaldo a Borges. Solamente abandonaron la plenaria unos 20 diputados de la MUD, quienes fueron al encuentro de los reporteros de la fuente que están confinados en el segundo piso del Palacio, sin acceso a otros espacios. Luego de las 8 de la noche de este martes, Claudio Farías habló en plenaria y admitió haber agredido a Borges. Pero justificó su actitud diciendo que fue “una reacción en nombre de los 8 millones de venezolanos que respaldan al presidente Hugo Chávez”: Dijo que él reclamó a Borges y que éste le insultó. Por ello ofreció enfrentarse “en cualquier lugar”, con su colega opositor, quien para ese momento ya se había marchado de la AN.

Niegan desabastecimiento

Ayer, nuevamente la aplanadora chavista se impuso para negar un planteamiento de la Mesa de la Unidad y se trató de lo que planteó la diputada por Carabobo, Deyalitza Aray (Prove), acerca del “alarmante desabastecimiento de varios productos de la cesta alimenticia de los venezolanos”. La diputada carabobeña dijo que este problema tenía que ser abordado por el Parlamento, porque afecta a todos los venezolanos por igual. La respuesta del PSUV la dio Jesús Farías, quien negó que haya desabastecimiento. “Lo que hay es una campaña de acaparamiento masivo (…) quisiéramos aclararle al país que no hay una situación de desabastecimiento, lo que estamos presenciando es una campaña para crear desestabilización en el país. Aprovechan el poder económico, grupos muy importantes, para especular con el pueblo venezolano”, aseguró. Farías manifestó que no era necesario ningún debate, porque “el Gobierno revolucionario está trabajando para dar la pelea contra los que quieren alimentar la agenda desestabilizadora”. Cabello, puso en consideración de la plenaria la propuesta de Aray y la misma fue negada. Durante la sesión se debatió un acuerdo en conmemoración del 23 de enero, pero los diputados continuaron refiriéndose al incidente anterior. Mientras la MUD rechazaba la agresión, el PSUV gritaba que “todos somos Chávez”.

Janet Yucra