El Barça juega su primera ‘final’ y el Málaga busca histórico pase

(foto archivo)

El Barcelona, Rey de Copas, necesita ganar mañana en La Rosaleda, o empatar a tres goles o más, para clasificarse para las semifinales del torneo del KO, hito histórico que pretende alcanzar el Málaga al amparo de su afición.
El conjunto azulgrana ha disputado tres finales en los últimos cuatro años y, si no obtiene uno de los resultados que necesita, puede despedirse de forma inesperada por haber perdonado en la ida.

El gol que Ignacio Camacho marcó en el Camp Nou en el último minuto la semana pasada trastocó los planes del todopoderoso Barça, que tendrá que dar un golpe de autoridad en tierras malacitanas para seguir vivo en la competición.

Ya lo hizo hace dos jornadas en Liga, cuando ganó en La Rosaleda por 1-3, en un excelente partido de los hombres de Tito Vilanova. Viendo aquel fútbol se hacía difícil pensar que el Barcelona encadenase dos tropiezo en los dos siguientes partidos, el de Copa ante el conjunto andaluz y el último compromiso liguero ante la Real Sociedad (3-2).

En la ida de estos cuartos de final, Vilanova sacó un once plagado de suplentes y se reservó un banquillo de lujo, con siete jugadores que fueron campeones con España en la pasada Eurocopa.

Mañana, el técnico del conjunto azulgrana no dirigirá el equipo, pues ha retomado el tratamiento contra el cáncer que padece en la glándula parótida. Sin embargo, su ayudante Jordi Roura, ha dejado entrever esta mañana que no se guardará nada en La Rosaleda para remontar la eliminatoria.

Roura ha hecho pública hoy una convocatoria en la que la principal novedad es la del delantero David Villa, baja los tres últimos partidos por una elongación en el bíceps de la pierna derecha.

También viaja a Málaga el defensa Gerard Piqué, que acaba de estrenar paternidad, pues Milan Piqué Mebarak, hijo del jugador del Barcelona y de la cantante colombiana Shakira, nació anoche en una clínica de la capital catalana.

Son baja por decisión técnica los defensa Marc Bartra y Martín Montoya, el centrocampista Jonathan dos Santos y el delantero Isaac Cuenca. Y sigue de baja los defensas Marc Muniesa y Eric Abidal.

Este último permanecerá ingresado en el Hospital Clínico de Barcelona durante tres o cuatros días para seguir la evolución de su trasplante de hígado, como paso previo para volver a jugar.

El equipo malagueño, que en la Liga lleva tres tropiezos de forma consecutiva, con dos derrotas, ante Deportivo y Barcelona, y un empate, el de la pasada jornada contra el Celta, en La Rosaleda, afronta con mucha ilusión el choque.

El técnico chileno Manuel Pellegrini ha convocado prácticamente a toda la plantilla disponible, a excepción del defensa Ignacio Monreal, sancionado, del centrocampista francés Jéremy Toulalan, al que ha dado descanso, y el delantero Francisco Alarcón “Isco”, con problemas físicos. Tres ausencias notables.

La novedad principal es la del centrocampista brasileño Lucas Piazón, reciente refuerzo y que está entre los dieciocho jugadores convocados por primera vez, tras su cesión por parte del Chelsea.

Además, el centrocampista Joaquín Sánchez también es novedad en la citación después de no haber estado en Barcelona.

Alineaciones probables:

Málaga: Kameni; Gámez, Demichelis, Weligton, Eliseu; Sebastián Fernández, Camacho, Iturra, Portillo; Buonanotte y Saviola.

FC Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Jordi Alba; Sergio Busquets; Xavi, Cesc; Pedro, Messi e Iniesta.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (C.Valenciano)

Estadio: La Rosaleda

Hora: 21.00 GMT. EFE