Nitu Pérez Osuna: Secreto encubridor

De la enfermedad del presidente Chávez sabemos muy poco. Se ha impedido desde Cuba que los venezolanos lleguemos a saber la magnitud real de su dolencia. Es pues, un gran secreto encubridor… ¿De qué?

Solo Maduro y Jaua lo ven, solo ellos sienten el apretón de su mano, solo ellos le escuchan cuando envía saludos a los niños o a “sus” Fuerzas Armadas, solo ellos le oyen hacer nombramientos y le ven firmar decretos en la Habana, aunque estén fechados en Caracas. Maduro y Jaua, los únicos que ahora hablan con él. ¿Raro no? Como dice Marcelino Bisbal, “el contraste entre las 2 mil 345 cadenas nacionales, retransmitidas de forma obligatoria por radio y televisión suman más de 90 días sin parar de hablar día y noche”. Eso sin contar los Aló Presidente y ahora… silencio” …ni un saludo. ¿Qué se tapa? ¿Qué se oculta?

Retrocedamos al inicio de esta etapa del presidente.
El mismo informó el 30 de Junio de 2011 en cadena nacional, que tenía cáncer y que habían sido operado en Cuba. Nueve meses después comunicó la recurrencia de la enfermedad y en Julio de 2012, luego de varias sesiones de quimioterapia, anuncia que está completamente curado. ¡No era verdad¡ la realidad era que arrancaba la campaña electoral. Se necesitaba un candidato en optimas condiciones. Luego de ganar… se tejería otra historia que arrancaría el 27 de Noviembre cuando solicita un nuevo permiso para tratarse en Cuba.

Lo cierto es que los venezolanos nunca tuvimos un parte médico, jamás –hasta este 22 de Enero de 2013 en que escribo esta columna- hemos conocido los nombres, nacionalidades y especialidades de los médicos tratantes, tampoco hemos tenido conocimiento del lugar exacto donde se encontraba el tumor…solo el paciente nos dijo que en la zona pélvica y nada más.

A los venezolanos se nos negó la información alegando, que al mandatario se le debe respetar su privacidad. El presidente de éste, o de cualquier otro país es un hombre público y, hasta un resfriado que le coja, es de interés nacional.

Pero así como todo lo que rodea la enfermedad del presidente es un secreto que encubre algo… lo mismo ha sucedido con los dineros públicos. No sabemos exactamente cuanto se le regala a Cuba en petróleo, cuanto a los países “hermanos” de Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Irán, Rusia, Bielorrusia y demás. No conocemos exactamente cuales son los beneficios del fondo Chino para los venezolanos. Nada sabemos del oro que se trajeron…si sigue aquí, lo vendieron o se lo cogieron. Desconocemos cuanto cuesta a la nación las miles de toneladas de alimentos importados (algunas de ellas podridas) que traen para paliar el desabastecimiento originado por el plan “soberanía alimentaria” que nos ha transformado de país productor a nación importadora de todo.

Se encubren las verdaderas cifras de producción de petróleo, hierro, aluminio. Se nos esconde las autenticas cifras de inflación, desempleo, pobreza y asesinatos…

Todo lo público en esta colonia cubana… es un secreto. Todo tiene mucho de mentira y poco de verdad… Aquí el gobierno todo lo disimula, finge y manipula…¿Por qué? para ocultar lo negativo, para proteger la falsedad e impedir que se descubra algo.

Ese algo lo conoceremos y cuando sepamos la verdad muy probablemente nos asombrará el engaño monumental de quien llegó a Miraflores con la promesa de perseguir la corrupción, profundizar la democracia y proteger como soldado a la Patria y a sus ciudadanos. La corrupción la repotenció … La democracia la aniquiló y la Patria … tendremos que independizarla de nuevo.

[email protected]