Tres jóvenes fallecen en menos de 24 horas en Lara

Foto Archivo

En distintos hechos se registraron las muertes de tres personas en la entidad larense, en dos casos son investigados como homicidios y uno aparentemente se trata de un suicidio. Texto El Impulso.

El primer hecho ocurrió a las 5 y 30 de la tarde del lunes en la calle 12 entre avenidas 21 y 22 de La Ermita en Quíbor, municipio Jiménez.

Rosa Vásquez cuenta que estaba en su casa en Cuara, cuando llamaron a una de sus hijas y le avisaron que en el hospital Baudilio Lara se encontraba su hermano herido de bala. La muchacha le avisó a la señora Vásquez y al ir hasta el centro asistencial se encontró con la peor noticia: Jesús Antonio Daza Vásquez (19), segundo de cinco hermanos, había fallecido.

Sobre el hecho la dama no tiene conocimiento. Asegura que su hijo vivía con su abuela y el joven fue baleado en múltiples ocasiones cerca de su casa.

La madre del joven indicó que era primera vez que atravesaban por una situación de ese tipo, asegurando que Daza Vásquez no tenía problemas con nadie.

La víctima se ganaba la vida como vigilante. Por cuatro meses prestó sus servicios a la Cooperativa La Quiboreña, específicamente en la funeraria de dicha localidad.

Para robarlo 

A las 8:30 de la noche del mismo lunes un grupo de delincuentes hicieron de las suyas en el caserío Sabana del Padre, de la parroquia Pío Tamayo, del municipio Andrés Eloy Blanco, tras robar y quitarle la vida a un joven motorizado.

La víctima fue identificada como Kleiber Alejandro Pacheco Fernández (18) quien se trasladaba en su motocicleta, una Bera 150 roja, y tras resistirse al robo le dispararon. Los sujetos se llevaron consigo la máquina, un bolso con todas sus prendas de vestir y dejaron mal herido a Pacheco Fernández, quien murió en plena vía publica al ser herido de bala por los malandros.

Se conoció que el fallecido residía en Villa Araure I, en el estado Portuguesa, era mototaxista, pero siempre acudía al campo donde se ganaba un dinerito extra con la recolección del café.

Su abuela indicó que la última vez que lo vieron con vida fue a las 2 de la tarde del lunes cuando salió de su hogar y dijo que iba a cobrar un dinero. Su cuerpo fue trasladado hasta la morgue del Hospital J. Casal Ramos de Acarigua.

Se quemó

Mientras la mañana de ayer reportaban el fallecimiento de Hipólito Antonio Pérez Linárez (18) en el caserío Los Puentes, del municipio Morán.

Trascendió que el joven sostuvo un problema con su pareja y el mismo se prendió en candela, muriendo producto de las quemaduras. Todos los casos son investigados por los efectivos del Eje Contra Homicidios del Cicpc.