Economía china toma la delantera mientras Europa intenta recuperarse lentamente

El crecimiento de las manufacturas chinas se aceleró a un máximo de dos años este mes y una pujante Alemania llevó a la economía de la zona euro un paso más cerca de la recuperación, según mostraron el jueves sondeos del sector de negocios.

Sin embargo, se espera que los datos que serán reportados más tarde en Estados Unidos muestren que la actividad fabril retrocedió, luego de haber impulsado a la producción a máximos de siete meses en diciembre.

El índice anticipado de gerentes de compra (PMI) de HSBC subió a 51,9 puntos en enero, su nivel más alto desde enero del 2011.

En el primer panorama sobre la salud económica de China en el 2013, el dato del PMI es el último indicio de que la segunda mayor economía del mundo se recupera a paso estable de una desaceleración de casi dos años.

Los datos de la zona euro, en tanto, apoyan la afirmación del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de que el bloque de 17 naciones se estaría beneficiando de un “contagio positivo”.

Pero las cifras de todas formas apuntan a una contracción económica en el primer trimestre del 2012, puesto que la desaceleración en Francia tomó una dirección opuesta a la situación de Alemania y se profundizó.

El índice compuesto de gerentes de compra (PMI) elaborado por Markit mediante consultas a 5.000 empresas y considerado un buen indicador de crecimiento, subió a 48,2 en diciembre desde 47,2 de diciembre, superando unas previsiones de 47,5.

Aunque el índice se ha mantenido por debajo de los 50 puntos que separan el crecimiento de la contracción en los últimos 17 meses, salvo uno, las cifras de Markit indican que las condiciones del bloque están mejorando. De todas formas, los datos son consistentes con una contracción a ritmo trimestral de cerca de 0,2-0,3 por ciento.

“En este punto, la trayectoria cuenta más que el nivel total, y aquí el elemento fundamental es que el ritmo de la recesión claramente está cediendo”, dijo Marco Valli, jefe economista de la zona euro en UniCredit.

“Los factores que empujan la actual y próxima mejoría siguen siendo los mismos: un avance del comercio mundial con un mayor crecimiento del índice manufacturero PMI de China, un mejor ajuste fiscal y menos políticas monetarias disfuncionales”, aseveró.

La economía de la zona euro se contrajo en el segundo y tercer trimestres del año pasado, cumpliendo con la definición general de una recesión. Se espera que se haya profundizado más a fines del 2012.

Un sondeo de Reuters publicado el miércoles proyectó una contracción del 0,4 por ciento en los últimos meses del 2012 y un panorama sin cambios respecto del cuarto trimestre, con un leve crecimiento, en el mejor de los casos, para mediados del año próximo.

“Aunque los datos del PMI de hoy en día confirman que el peor nivel de la recesión fue dejado atrás, de todas formas indican que la economía de la zona euro se está encogiendo”, dijo Martin van Vliet de ING.

“Teniendo en cuenta esto, el fin de la recesión podría no estar lejos. De hecho, los datos de hoy claramente apoyan la idea de que Alemania podría estar liderando a la zona euro para salir de la recesión en la primera mitad de este año”, agregó.

Las cifras del PMI de Alemania, la mayor economía de la zona euro y el motor de crecimiento del bloque, sugieren que su economía se expandió a su ritmo más veloz en un año. Pero en la vecina Francia, la segunda economía del bloque monetario, las condiciones empeoraron.

El índice compuesto de gerentes de compra elaborado por Markit para Alemania subió a un máximo de 12 meses de 53,6 desde el 50,3 de diciembre, mientras que el PMI de Francia cayó a 42,7 desde 44,6, su menor nivel desde marzo del 2009.

“La mejora en los PMIs de la zona euro podría apuntar sólo a Alemania, una señal de que la economía del bloque podría estar lejos de ver una salida a la crisis”, dijo Annalisa Piazza de Newedge Strategy.

Apoyo de las exportaciones

Sin embargo, existe cierta evidencia de que la economía mundial podría estar ganando cierta tracción.

El ritmo de declive de las nuevas órdenes de exportación de los bienes europeos cedió a un mínimo de 18 meses y se estabilizó en China.

De hecho, la postura de que la recuperación del crecimiento en Asia gradualmente superará el malestar económico y político en Occidente fue la razón para el optimismo detectado en la última ronda de sondeos de Reuters realizado a más de 600 economistas.

“Pese que la demanda externa todavía es débil, el proceso de reabastecimiento impulsado por la demanda interna posiblemente avivará el actual repunte de China en los próximos meses”, dijo Qu Hongbin, economista jefe en China para HSBC, al comentar sobre el PMI del gigante asiático.

HSBC dijo que los subindicadores de producción, nuevas órdenes y empleo, que representan tres cuartos del PMI anticipado, mejoraron en enero para superar el nivel 50.

Las exportaciones de China contaron con un impulso sorpresivo en diciembre, lo que contribuyó a sacar del país de su extendido enfriamiento económico, aunque a los analistas les preocupa que el repunte sea a corto plazo por la menor demanda de Estados Unidos y Europa.

Por otro lado, analistas dicen que la tendencia positiva que muestra la actividad doméstica parece ser sostenible y que podría ayudar a China en su recuperación económica.

Se prevé que el índice anticipado de gerentes de compra (PMI) de Markit sobre Estados Unidos, que se publicará a las 1358 GMT, baje a 53,0 en enero desde 54,0 registrado en diciembre, según un sondeo de Reuters.

Reuters