Mientras estaba robando, se puso a llorar

Foto: Archivo

Texto: vocero.com

Un hombre que entró a robar una pizzería de Montana cambió de parecer cuando el empleado empezó a entregarle el dinero, rompió en llanto y se fue solamente con una pizza para alimentar a su familia hambrienta.

El jefe de Policía de Helena, Troy McGee, dijo que apenas pasada la medianoche del lunes, un hombre con una casaca encapuchada y una bandana ocultándole el rostro entró en un local Papa John’s y le entregó al empleado una nota en la que exigía el dinero.

Para leer la noticia completa pulsa aquí.