Nuevo videojuego permite marcar goles sólo con la imaginación

Maradona o Zidane quizá soñaron en su infancia con algo así: marcar goles sin necesidad de calzarse las botas, gracias a un videojuego compuesto de un casco con electrodos que se activa solo con la imaginación, sin necesidad de mandos.

El prototipo de juego “Brain Arena” (Campo del Cerebro, en inglés), el primero de sus características en modo multi-jugador, permite a los amantes de los videojuegos marcar goles imaginando el movimiento de su mano para dirigir un punto verde que simboliza el balón.

En concreto, se trata de imaginar el movimiento, que activa las áreas motrices del cerebro, y no de visualizar el movimiento, lo cual no obtendría resultado alguno.

El casco EEG (electroencefalográfico) registra esta actividad emitida por el cerebro, la analiza en tiempo real y la traduce en una orden en el juego.

Este videojuego simplificado ha sido desarrollado por el instituto francés de investigación en informática, Inria, en el marco del proyecto colaborativo OpenViBE2 dotado con 3 millones de euros.

El director de este proyecto, Anatole Lécuyer, señaló el martes, durante la presentación de los resultados a la prensa, que OpenViBE2 ha comportado “grandes avances científicos”.

Este proyecto no sólo busca desarrollar videojuegos basados en la conexión entre el cerebro y el ordenador para el ocio, sino también con una vertiente terapéutica.

En el marco del OpenViBE2, que permite a los investigadores abordar la problemática de la atención y la concentración, se ha desarrollado un prototipo (CLARTE) destinado a los niños con problemas de déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

“Sabemos dónde buscar en el cerebro si queremos medir la atención y la concentración”, explicó Jean-Philippe Lachaux, director de investigación en neurociencias del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica (Inserm, en sus siglas en francés). Un evaluación clínica del TDAH se pondrá próximamente en funcionamiento.

Para el ingeniero de Investigación y Desarrollo de la empresa de videojuegos Ubisoft -parte integrante del proyecto-, Aurélien Sérandour, esta tecnología supone “repensar la manera de hacer los videojuegos y de ofrecer a los jugadores nuevas experiencias”.

Respecto a los cascos EEG, Sérandour señaló que “se puede empezar a pensar en su utilización real en los juegos”, pero la industria del videojuego necesita todavía un “progreso” de estos cascos, menos precisos que los utilizados en el campo médico y accesibles en Internet por unos cientos de euros.

Por Véronique MARTINACHE

AFP