Rocío San MIguel: Grupos de poder militar

Publicado en: Opinión

El Presidente Chávez lleva más de 45 días de ausencia al frente de la Presidencia de la Republica. Tampoco ha sido juramentado para un nuevo mandato presidencial, tal como lo establece la Constitución. Una situación francamente irregular que está generando efectos de diversa naturaleza en la vida de la Nación y profundizando divisiones entre los grupos militares existentes.

En el trazo de un mapa del poder militar en Venezuela, surgen nítidamente 5 grupos militares en este momento vinculados al oficialismo. Algunos de sus integrantes realizando alianzas entre ellos, otros apostando a una u otra opción de relevo en el poder (Maduro o Cabello) o asegurando el estatus quo que les garantiza el puesto actual o la oportunidad de seguir haciendo negocios y dinero en algunos casos al margen de la ley. El Alto Mando Militar, es el primer grupo, conformado por 7 individuos desarticulados entre ellos mismos y en consecuencia incapaces de tomar decisión alguna como cuerpo colegiado. Enfrentados además al dilema legal de estar cumpliendo órdenes, sin saber con certeza si provienen del Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional.

En estos 45 días ninguno de ellos ha sido invitado a Cuba a ver al Presidente, su Comandante en Jefe, ni siquiera por respeto a las altas funciones que en materia de seguridad y defensa nacional tienen asignadas …

Los Ministros Militares, que representan el 25,80 % de los miembros del gabinete. Mujeres y hombres atornillados a sus puestos, en la seguridad de la inamovilidad laboral que gozan pues no pueden ser removidos de sus cargos hasta tanto aparezca Chávez. Lucen por ahora cercanos a Maduro, al menos por conveniencia, quien posee la delegación de firma presidencial para autorizar la mil millonaria ejecución presupuestaria de recursos de 2013 que ya comenzó.

El tercer grupo, el de los llamados “gobernadores militares”, que representan más del 50 % de las gobernaciones del país. De conformación variopinta pero nada desestimable en su poder feudal, en algunos casos con sólidos vínculos con el poder central y completamente ajenos a cualquier mecanismo contralor. Si los poderes públicos nacionales son débiles para auditar al ejecutivo nacional, en las regiones son inexistentes para exigir cuentas a los gobernadores oficialistas.

Auténticos caudillos en sus estados, en algunos casos vinculados a escandalosos hechos de corrupción.

El ejército, liderado por los hermanos Alcalá Cordones, configura el cuarto grupo de poder, que por cierto hizo ya su apuesta esta semana, con un hecho sin precedentes en la historia del país, cuando el alto mando de ese componente realizo una salutación al “Presidente de la Asamblea Nacional”, acto prohibido por la Constitución. No obstante el ejército es una caja de pandora, donde muchos generales tienen aún mucho que decir…

Finalmente el grupo de militares retirados chavistas o vinculados al oficialismo, dirigiendo importantes instituciones del Estado, como lo hace por ejemplo Hugo Carvajal, Ex Director de Inteligencia Militar por más de 8 años, devenido en uno de los hombres con mayor poder del país, al frente de la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, con competencias jurisdiccionales ilimitadas …

Vendrán tiempos difíciles para la Fuerza Armada Nacional sin duda, cuyo tamaño sigue siendo pequeño y donde todo el mundo se conoce…

@rociosanmiguel

,

Comments are closed.