Uruguay se viste de fiesta con el Carnaval

Foto: AFP

Una mixtura de música, color y baile se adueñó el viernes de la principal avenida de Montevideo en el desfile inaugural del carnaval uruguayo, conocido como el más largo del mundo, ante una multitud que goza con la principal fiesta popular del país.

Mujeres y hombres disfrazados de monjas, integrantes de una agrupación de humoristas, conviven en armonía con esculturales vedettes de las agrupaciones de negros y lubolos (blancos pintados de negro), que con sus sensuales movimientos acompañan potentes cuerdas de tambores.

Murgas, parodistas y los históricos personajes del Montevideo colonial de los siglos XVIII Y XIX como la Mama Vieja, el Escobillero y el Gramillero, desplegaron canto, baile y humor en medio de aplausos y gritos de aliento de los espectadores apostados a los costados de la avenida.

“Esto es una delicia. Es diferente al carnaval brasilero, pero es lo mismo en cuanto a musicalidad de tambores y la alegría de bailar que nos acerca a nuestros antepasados, a los afrodescendientes”, dijo a la AFP Bilú, la vedette principal de la agrupación de negros y lubolos “Tronar de Tambores”, una oriunda de Bahía (Brasil) que vive hace 12 años en Uruguay.

Tronar de Tambores, dirigido por Julio Sosa ‘Kanela’, que a sus 79 años es ícono del carnaval uruguayo, es junto a las murgas Asaltantes con Patente y Diablos Verdes, los humoristas Sociedad Anónima y los parodistas Zingaros una de las agrupaciones más convocantes.

Como cada año, carros alegóricos que transportan a las reinas del carnaval abrieron el desfile, que proseguirá hasta la madrugada del sábado, en una actividad que la lluvia postergó el jueves.

Una de las novedades de este año es la aparición de los “cabezones”, personas disfrazadas con grandes cabezas alegóricas, que sustituyeron a los tradicionales “cabezudos”, estructuras de gran tamaño que cubrían por completo a la persona en su interior y que fueron perdiendo vigencia con el correr de los años.

En uno de los hechos que trascendió la fiesta tres de los carros alegóricos del desfile fueron elaborados por presos que trabajaron unos seis meses para su construcción.

A partir de este viernes, Montevideo, Capital Iberoamericana de la Cultura-2013, será sede hasta los primeros días de marzo del concurso oficial de 41 agrupaciones carnavaleras que diariamente presentarán sus espectáculos musicales y humorísticos en el Teatro de Verano de Montevideo.

A su vez, cada noche recorrerán los barrios de la ciudad y algunas zonas del interior del país para brindar sus espectáculos en los tradicionales “tablados” (escenarios barriales).

AFP