Capriles: Le mintieron al país diciendo que la crisis penitenciaria se había superado

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, criticó hoy la respuesta del Gobierno ante “una de las peores masacres” en una cárcel del país y aseguró que, según versiones de algunos familiares, en el lugar “reina la confusión”.

“La respuesta del Gobierno frente a una de las peores masacres en la historia de cárceles vzlanas:Se abrirá una investigación!”, escribió Capriles en su cuenta en la red social Twitter @hcapriles.

Aludió así a una declaración formulada por el vicepresidente Nicolás Maduro, quien esta madrugada, a su retorno de Cuba, anunció que la Fiscalía y el Parlamento investigarán lo ocurrido en la cárcel de Uribana, situada en el oeste del país.

“Hemos estado conversando vía telefónica con algunos familiares de los presos de Uribana, reina la confusión en el sitio”, agregó Capriles en otro mensaje en Twitter, y se preguntó “Cómo entran fusiles,granadas,armamento a una cárcel?Le mintieron al país diciendo que la crisis penitenciaria se había superado!”.

Ya desde ayer, el también gobernador del estado Miranda (centro) había señalado en su cuenta: “A quién le van a echar la culpa de esta nueva masacre en una cárcel de nuestro país?Gobierno incapaz e irresponsable”.

Al referirse a la situación en Uribana, Maduro lamentó, sin precisar cifras, que “hay saldos lamentables” y aseguró que le pidió investigar lo sucedido a la fiscal general del país, Luisa Ortega, y al presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento unicameral), Diosdado Cabello.

Según informó ayer a Efe el director del Hospital Central de Barquisimeto, capital del estado Lara (oeste), Ruy Medina, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB-Policía militarizada) trasladó al centro médico alrededor de 90 reos heridos “con múltiples heridas de bala”, de los cuales 30 siguen hospitalizados.

Indicó, además, que tienen información de “54 fallecidos”, 12 de los cuales murieron en el hospital.

Cifras del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) indican que en 2011 murieron 560 presos y 1.457 resultaron heridos en las cárceles venezolanas, mientras que en el primer semestre de 2012 la violencia se cobró la vida de 304 presos y dejó heridos a otros 527.

El motín más grave ocurrido en Venezuela desde 1990 ocurrió el 4 enero de 1994 en la prisión de Sabaneta, en el suroeste del país, donde murieron 108 reclusos y 20 quedaron heridos luego de que se produjera un incendio en el penal.

EFE