EEUU dejará de exigir visado a brasileños “en poco tiempo”

La exigencia de visados para el ingreso de los brasileños a Estados Unidos será eliminada “en poco tiempo”, aseguró el embajador estadounidense en Brasilia, Thomas Shannon, en una entrevista publicada hoy por el portal G1.

El diplomático afirmó que la eliminación de los visados “es un objetivo de los dos Gobiernos” pero aún depende de una serie de acuerdos, como el reconocimiento de documentos de identidad y el intercambio de informaciones sobre viajeros.

“Estamos trabajando en eso. Ese es obviamente un objetivo de los dos Gobiernos, pero es un proceso y tenemos que negociar una serie de acuerdos antes de llegar a ese punto”, dijo el exsubsecretario del Departamento de Estado de EE.UU. para el Hemisferio Occidental y embajador en Brasil desde 2009.

El fin de la exigencia comenzó a ser negociado desde enero del año pasado cuando el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al anunciar un plan de incentivo al turismo, dijo que su Gobierno facilitaría el ingreso de visitantes procedentes de Brasil y de China.

Desde entonces, el Gobierno estadounidense abrió un nuevo consulado en Brasil, en la ciudad de Belo Horizonte, y anunció la instalación de otro en Porto Alegre, además de haber agilizado los trámites para la concesión de visados a los brasileños, lo que permitió que en un año fueran concedidos cerca de un millón.

Igualmente fue creado por ambos Gobiernos un grupo técnico para avanzar en un proceso que incluir a Brasil en el futuro en el programa “Visa Waiver”, que elimina la exigencia de visado y del que en la actualidad disfrutan 36 países.

“Esas negociaciones son siempre complicadas debido a que involucran información que generalmente está protegida por la ley de privacidad de los países”, agregó.

La legislación estadounidense prevé la eliminación de la exigencia de visados para países a los que se les conceda al menos el 97 por ciento de las peticiones de visa hechas por sus ciudadanos.

“En este momento Brasil está con algo en torno al 95 por ciento. Es decir que casi está llegando a ese punto. En poco tiempo lo alcanzará”, aseguró el diplomático. EFE