La UE defiende ante A. Latina su peso económico en el mundo a pesar de crisis

EFE

La Unión Europea (UE) exhibió hoy ante sus socios de Latinoamérica y del Caribe sus progresos para superar la crisis económica y se reafirmó en su papel de mayor economía del mundo, preparada para seguir invirtiendo fuertemente y reforzar sus lazos comerciales con el subcontinente.

“La eurozona ya no está en modo de tratamiento existencial”, declaró el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, en la cumbre empresarial entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) celebrada en Santiago de Chile, previa a la de líderes de las dos regiones que se desarrollará a lo largo del fin de semana.

En la ceremonia de clausura del encuentro, que reunió a un nutrido grupo de empresarios europeos y latinoamericanos, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, dejó claro que la UE “ya no es lo que era en términos de gobernanza económica antes de la crisis”.

Así, recordó que los Veintisiete han tomado medidas para “rediseñar” su arquitectura económica y “corregir los desequilibrios” presupuestarios y económicos, y que han “mantenido la integridad de la zona del euro”.

“Hemos sobrellevado la crisis y estamos listos para escribir el próximo capítulo de integración política y económica de Europa”, concluyó, a la vez que reivindicó que “Europa sigue siendo la mejor economía del mundo”, con 500 millones de consumidores.

Teniendo en cuenta que la UE es el principal inversor extranjero directo en la región latinoamericana, señaló también que el comercio debe ser “parte integrante de la recuperación europea”, y resaltó que, para ello, es necesario rechazar cualquier forma de proteccionismo.

Van Rompuy destacó igualmente la necesidad de contar con unas reglas del juego claras para fomentar unas inversiones de calidad entre las dos regiones.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien también participó en la clausura, defendió igualmente el libre comercio como “la mejor manera de desarrollar nuestras relaciones económicas”.

“En tiempos difíciles, y Europa ha vivido años difíciles, nadie puede pensar que la mejor manera de superar esas dificultades sea el proteccionismo”, coincidió, y reafirmó la necesidad de que se dé una “competencia justa” a nivel internacional.

“La UE es nuestra patria pero debemos actuar con todo el mundo para superar la crisis. Hay que entrar en competencia con ustedes. queremos inversión aquí y que ustedes inviertan en Alemania y en Europa”, argumentó.

El presidente de Chile y anfitrión de la reunión, Sebastián Piñera, hizo hincapié en que la región quiere “sentar las bases para una relación de mayor colaboración y mayor simetría”.

En opinión de Piñera, la “nueva relación” que quieren impulsar la Celac y la UE requiere de “más libertad, más innovación, más emprendimiento, libertad de comercio y menos proteccionismo”.

“América Latina llega con diez años de crecimiento, de fortalecimiento de la democracia y del Estado de derecho prácticamente en todos los países que integran esta comunidad”, subrayó.

Para el presidente de México, Enrique Peña Nieto, “con la internacionalización de las empresas de ambos continentes podemos fortalecer nuestras economías, generar más empleos y bienestar para los habitantes de nuestros pueblos”.

“México ofrece hoy no sólo estabilidad económica y certidumbre, sino que también un mercado abierto y confiable para hacer negocios”, señaló.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien cerró con su discurso la cumbre empresarial Celac-UE, dijo que el sector privado juega un papel “fundamental” en el futuro que los líderes políticos están tratando de forjar para la región.

“Ambas regiones se necesitan mutuamente. En América Latina tenemos energía, capacidad para aumentar la producción de alimentos, y recursos de todo tipo (…) Pero necesitamos tecnología y otras cosas de Europa”, concluyó Santos. EFE