Culpan a los músicos del incendio en discoteca brasileña

Prometían desde su página de Facebook una “gran fiesta”, pero el recital de Pimienta e Seus Comparsas en el club nocturno Kiss pasará a la historia por anteceder -y para muchos desencadenar- una masacre histórica en el Brasil.

Infobae

El cuarteto se presentó en la noche de ayer en la discoteca ubicada en la localidad de Santa María en una fiesta organizada por diferentes cursos de la Universidad de la región, donde realizaron su habitual repertorio de reversiones de clásicos del rock de bandas como Led Zeppelin, AC/DC y Bon Jovi, garantía de “agite”, según puede leerse desde su página oficial.

Según varios testigos, tras retirarse ellos del escenario y al momento en que se encontraba el comienzo de la actuación de Gurizada Fandangueira, una bengala manipulada por el cantante del grupo fue la que provocó que una chispa prendiese fuego el techo de local, propagando las llamas y haciendo que se extendiera una densa humareda en el recinto que produjo la muerte por asfixia de los presentes, casi todos jóvenes.

“La mayoría terminó muriendo por asfixia, por la inhalación de los gases tóxicos, y muy pocos por quemaduras. Lo que provocó la tragedia fue el uso de un artefacto no autorizado, el pánico, la inhalación de humo tóxico y la puerta de salida cerrada”, indicó el comandante de Bomberos de Río Grande do Sul.

“Con probada experiencia en grandes clubes y conciertos, demuestra más allá de todo su talento, una gran cantidad de innovación en la estructura, los efectos visuales y pirotecnia, lo que hace toda la diferencia en la identidad única de la banda”, remarca Gurizada desde su perfil de Facebook.