Inepol garantiza seguridad en asueto de carnavales en Margarita

Foto: Prensa Inepol

Turistas y residentes podrán disfrutar de las fiestas coloridas en la isla de Margarita. Funcionarios del Instituto Neoespartano de Policía (Inepol) estarán desplegados en todo el territorio insular. Habrá resguardo en los puertos y terminal aéreo Santiago Mariño.

El director de Inepol, Néstor Martínez, informó que durante el desarrollo del plan de seguridad Carnaval 2013 trabajarán mancomunadamente con el resto de los organismos de seguridad, según lineamientos de la Misión A Toda Vida Nueva Esparta e incrementarán los patrullajes en los sectores donde haya mayor presencia de ciudadanos en las fiestas carnestolendas. “Turistas y residentes tendrán seguridad y así disfrutarán de las diversiones por los carnavales”.

En el plan de seguridad posiblemente no sean instalados puntos de control porque interrumpen la afluencia de vehículos.

En el plan de seguridad Carnaval 2013, Inepol contará con 930 funcionarios, y respaldo de efectivos de todos los organismos de resguardo en la isla de Margarita.

“Vamos a incrementar las acciones durante los días festivos”. El funcionario explicó que la seguridad será constante y no solo porque se aproximan las fiestas, sino para brindar tranquilidad a la ciudadanía.

Misión

De acuerdo con una nota de prensa, durante las últimas 24 horas fueron verificados 80 ciudadanos, 26 vehículos y 16 motos, en diferentes municipios. Mientras que en los patrullajes rutinarios y puntos de visualización se chequearon a unas 133 personas, 32 vehículos y 42 motos.

Funcionarios del Inepol adscritos a la División de Inteligencia Estratégica y Preventiva,   realizaron con orden del Tribunal de Control N 4 y previo conocimiento de la Fiscal IV del Ministerio Público, un allanamiento a una vivienda en el sector Los Cocos de Porlamar. Incautaron dos  envoltorios con una sustancia granulada, presuntamente crack. En una de las habitaciones un cartucho calibre 12 mm. En el procedimiento apresaron a Ander, de 18 años, y dos adolescentes de 15 y 17 años, quienes quedaron a la orden de las fiscales IV y VII del Ministerio Público.